¿Para qué sirve el Informe de Evaluación del Edificio?

El Informe de Evaluación de Edificios (en adelante IEE) es el documento que acredita que el edificio se encuentra en un estado óptimo de conservación y lo hace adecuado para su habitabilidad, así como también certifica que cumple con las normativas de accesibilidad y eficiencia energética.

El IEE debe realizarse en edificios colectivos de carácter residencial, como son edificios de viviendas, residencias, hoteles, albergues, etc., de 50 años en adelante y deberá renovarse cada 10 años o menos según lo estipule la comunidad autónoma.

Si tu edificio tiene menos de 50 años, pero se encuentra dentro de un Plan Municipal de Evaluación de Edificios, también deberá realizarse el IEE.

Además, con la aprobación del RD 853/2021 de las Ayudas a la Rehabilitación, también es necesario disponer del IEE cuando se vayan a solicitar las ayudas al Programa 3, de rehabilitación a nivel edificio y Programa 5, para subvencionar la redacción del Libro del Edificio Existente. 

Los Arquitectos técnicos, como expertos en edificación, somos competentes para su redacción, tras una visita presencial y una inspección detallada previa al edificio. En caso de que el inmueble este dentro del plan municipal de evaluación, tanto la inspección como el informe lo realizara el técnico municipal.

Es el Ministerio de Fomento quien se encarga de regular el IEE, así como las ayudas públicas disponibles para la realización del mismo.

Si tu edificio tiene la ITE, no es necesario hacer el IEE al completo, basta con añadir los puntos que no estén incluidos en la Inspección Técnica, concretamente los relativos a eficiencia energética y accesibilidad

¿Cuándo es obligatorio obtener el IEE?

El informe es obligatorio, como ya hemos comentado, si el edificio tiene 50 años o más, o si está en un plan especial de de evaluación. También lo será si queremos vender o alquilar nuestra vivienda y el edificio con las condiciones mencionadas; y si queremos que nuestro edificio se beneficie de ayudas públicas para actualizar y rehabilitar la fachada, la instalación de energías renovables o incluso para hacer el edificio más accesible, instalando rampas, ascensores, elevadores, salvaescaleras, etc.

En resumen, ¿para qué sirve el IEE?

Gracias a este informe sobre el estado del edificio podemos:

  • Certificar que sigue siendo posible el uso, de manera óptima, del edificio residencial tras 50 años o más.
  • Posibilitar la mejora y funcionalidad de los edificios, haciéndolos más accesibles, eficientes energéticamente y asegurando la estabilidad de la estructura y acabados.

Contacta con un arquitecto técnico, y olvídate de todo lo demás: nuestros servicios incluyen la realización del informe, tramitación en la Comunidad autónoma, y en caso de que lo requiera, solicitud de las ayudas de rehabilitación, asesoramiento en la actuación a realizar y los trámites para su ejecución.

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

¿Para qué sirve el Informe de Evaluación del Edificio?

¿Para qué sirve el Informe de Evaluación del Edificio?

Otras publicaciones

Es el momento de revisar las cubiertas
  • 5 jun. 2018

  • activatie

Es el momento de revisar las cubiertas

Consejo Mantenimiento En primavera y verano es el momento de revisar las cubiertas de los edificios. Cada año, con las lluvias de otoño, proliferan las goteras y humedades en los edificios. Su reparación es el problema principal con el que se encuentran las comunidades de propietarios, que generalmente deben asumir el coste de la reparación de los daños infligidos a las viviendas de las últimas plantas, además de tener que iniciar la reparación de la cubierta. Una revisión a tiempo puede suponer un gran ahorro.  La cubierta es el elemento de la envolvente del edificio que más sufre los efectos de cambio de temperatura y las dilataciones que ello conlleva. En este sentido estos microprocesos provocan con el tiempo que las uniones y estanqueidad de los materiales se resientan, junto con la durabilidad de los sellantes de las juntas y elementos de la cubierta. Estos fenómenos provocan filtraciones en nuestro edificio. También te aconsejamos que si vas a intervenir en la cubierta para repararla, debes valorar que con una pequeña inversión adicional se puede mejorar el aislamiento de la misma. Finalmente mencionar que a través del Plan Vivienda 2018-2021, las comunidades autónomas cuentan con ayudas a fondo perdido destinadas a los propietarios para estas actuaciones de mejora energética. El arquitecto técnico es el profesional adecuado para efectuarla, un especialista en el edificio y su construcción, experto e independiente, con el que la comunidad o el ciudadano pueden sentirse en buenas manos. Él determinará y supervisará las reparaciones necesarias antes de las lluvias en caso de precisarlas y con ello se evitará daños posteriores más gravosos. Encuentra a tu aparejador o arquitecto técnico en tuedificioenforma.es

Un médico para tu edificio
  • 26 oct. 2016

  • CAATIE_Valencia

Un médico para tu edificio

Noticia Mantenimiento Publicado por CAATIE Valencia en Profesión, Rehabilitación En octubre 6, 2016 Problemas que persisten pese a haberlos reparado, humedades que resurgen, grietas que reaparecen… En mi edificio todo son gastos. Y cuando parece que hayamos acabado, volvemos a empezar… ¿Podría alguien poner orden en la salud de mi edificio? Sí, podría. El aparejador de cabecera. Una persona de confianza que, con todos los conocimientos necesarios, trabajará por tu mismo objetivo: el buen estado de tu edificio y de tu bolsillo. Pero ¿qué es un aparejador de cabecera? Al igual que las revisiones médicas son importantísimas para nuestra salud (y aún más a partir de cierta edad) las visitas técnicas son importantísimas para la vida de tu edificio y el ahorro económico en tus derramas. Contar con un médico de cabecera para tu edificio es fácil. Un profesional que trabaje con la Comunidad de Propietarios, a quien llamar cuando surja una grieta dudosa, una humedad persistente o un dilema sobre la reparación prioritaria. Estamos hablando de un aparejador, o arquitecto técnico, un profesional que conoce la anatomía de tu edificio: sus materiales, su proceso constructivo, sus patologías o enfermedades y las soluciones que ofrece el mercado para cada una de ellas. Se convertirá en la persona de confianza de tu Comunidad y, al trabajar siempre con tu edificio, conocerá su historia, virtudes y carencias como si fuera ese médico de familia que conoce a fondo tu historial. ¿Qué puede hacer un aparejador de cabecera? El aparejador de cabecera es como tu médico, o tu abogado. Tu Comunidad puede recurrir a él cuando tenga una duda acerca del edificio, de las reparaciones que necesita o del estado en que se encuentra. El aparejador de cabecera se puede ocupar de: Determinar qué reparaciones necesita el edificio y en qué orden, de forma que se optimicen los tiempos y costes y se planifique la inversión de la Comunidad sin sorpresas. Revisar que los presupuestos presentados por los oficios intervinientes o empresas constructoras se adecuen a las reparaciones precisas y las soluciones técnicas adecuadas. Supervisar y dirigir dichas reparaciones cuando se estén efectuando para que su ejecución sea técnicamente correcta y adecuada. Informar y asesorar a tu Comunidad en cualquier cuestión técnica o daño que se detecte en el edificio. Elaborar el Informe de Evaluación del Edificio si tu edificio lo precisa. ¿Por qué el aparejador o arquitecto técnico es el profesional idóneo? El aparejador o arquitecto técnico es el titulado universitario conocedor del edificio, sus características, su forma de construcción, materiales empleados, instalaciones y el adecuado mantenimiento de todos ellos. Es el profesional experto en edificios. Contar con un aparejador para tu edificio supone establecer un antes y un después en la gestión económica de la Comunidad, en lo que al mantenimiento y reparaciones del inmueble se refiere. ¿Qué ventajas aporta su contratación? Fundamentalmente, supone una ventaja económica, pues un diagnóstico acertado con las reparaciones adecuadas y efectuadas correctamente implican la mejor forma de ahorro a medio plazo. Pero no hay que olvidar el factor seguridad. Indicios que pueden pasar desapercibidos para una persona no experta podrían llegar a ocasionar graves problemas en el edificio: estructura, instalaciones eléctricas, desprendimientos en fachadas… No son pocas las ocasiones en que leemos la noticia de siniestros similares. ¿Cómo encuentro a mi aparejador de cabecera? Si conoces un aparejador o arquitecto técnico, preséntalo a la Comunidad. Basta con que lleguéis a un acuerdo económico privado. También puedes solicitarlo a tu administrador de fincas, pues suelen disponer de profesionales de confianza. Y también puedes contactar con el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de tu provincia. O solicitarlo directamente en nuestro servicio: Encuentra un aparejador

Los materiales aislantes más sostenibles en construcción
  • 25 ene. 2017

  • COAATIE_Murcia

Los materiales aislantes más sostenibles en construcción

Consejo Eficiencia Energética Hasta hace unos años uno de los aspectos más relevantes a tener en cuenta en construcción era los costes de la misma, sin nada que decir de variables como calidad, salud e impacto medioambiental. Hoy día, la demanda de una construcción más sostenible ha pasado de ser una elección personal a estar regulado con el fin de implementar medidas que mejoren el comportamiento medioambiental de infraestructuras y edificios. La actividad constructora es gran consumidora de recursos naturales como madera, minerales, agua y energía. Asimismo, los edificios, una vez construidos, continúan siendo una causa directa de contaminación por las emisiones que se producen en ellos o el impacto que producen en el terreno. Además, una edificación está definida por la diversidad de materiales que la constituyen, por tanto, una buena medida de elección sostenible es el empleo de materiales aislantes ecológicos. Entre los materiales aislantes ecológicos más demandados encontramos:   Corcho: es de mayor aceptación por cumplir de forma efectiva la función de aislante además de ser reciclable y renovable. Es usado en forma de paneles de corcho prensado. Posee cualidades como la impermeabilidad, siendo casi impermeable a líquidos y gases, e imputrescible en presencia de humedad lo que lo hace ideal en soleras o sótanos. Lino: Proviene de la planta “Linum usitatissim” que es de cultivo fácil y de bajo impacto, obteniendo fibras reciclables que son usadas como aislante o para la fabricación de textiles. Además, ofrecen una buena resistencia mecánica sin tratamientos adicionales, lo que las hace estables dimensionalmente. Celulosa:  su principal uso es debido a su capacidad de almacenamiento de calor y su aislamiento acústico. Es compuesto de residuos de papel siendo 92% de papel de periódico reciclado más sales bóricas y otros aditivos. Se trata de un aislamiento libre de juntas, que forma un bloque de masa homogénea y se aplica insuflada en cámaras, trasdosados o sobre forjados. Lana de Oveja: Se trata de una fibra natural que se obtiene del animal muchas veces a lo largo de su vida. Cuando el material se humedece mejora su capacidad de aislamiento. Arlita, Perlita y Vermiculita: Son aislantes minerales naturales e inertes y sin ningún componente tóxico añadido. Ya bastante frecuentes en la construcción convencional, son muy porosas y ligeras, y son usadas también como material aislante ignífugo. Potencian el ahorro energético, minimizan la contaminación y aseguran la calidad ambiental interior. Sin duda es una oportunidad para reducir el impacto de la construcción en el medio ambiente, a la vez mejorar nuestra calidad de vida.