Para cualquier tipo de informe o certificado, contacta con un arquitecto técnico

¿El ayuntamiento te ha pedido algún tipo de informe o certificado sobre tu vivienda? ¿Vas a vender o alquilar? Te interesa ver este vídeo. 

Puedes contactar con nuestros colegiados en el apartado Técnicos, o solicitar uno concretando lo que necesitas en Pide presupuesto.

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

Para cualquier tipo de informe o certificado, contacta con un arquitecto técnico

Para cualquier tipo de informe o certificado, contacta con un arquitecto técnico

Otras publicaciones

La importancia de la Eficiencia Energética en nuestros edificios
  • 12 mar. 2015

  • Colegio_Murcia

La importancia de la Eficiencia Energética en nuestros edificios

Consejo Eficiencia Energética Desde años atrás, cuando la construcción de viviendas estaba en auge, la eficiencia energética en aplicación de las viviendas era una hipótesis, a sabiendas que ahorraba emisiones a la atmosfera y consumos de energía. Sabíamos que el incremento del consumo de electricidad en los países miembros de la Comunidad Europea y el alto índice de emisiones a la atmósfera provocaba el incumplimiento del Protocolo de Kyoto dónde se exigían reducciones de gases de efecto invernadero a la atmosfera, que provocaría el endurecimiento de la normativa. Ese momento llegó a nuestra regulación nacional, con previo aviso de la Directiva Europea 2010/31, donde limita hasta finales del año 2020, un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, reducción de un 20% las demandas de consumo de energía y exige un 20% de implantación de energías renovables. Esta Directiva es la que abre los ojos a nuestros políticos y nos hace ver a los ciudadanos la gran importancia de rehabilitar las viviendas, ya que genera trabajo y además se ahorra dinero en producción de electricidad y emisiones a la atmósfera que es lo que desde Europa nos recuerdan año tras año. De ello, se toma nota a nivel estatal y se fragua el actual real decreto 235/2013, Procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de los edificios existentes, con el fin de calificar una vivienda obteniendo el nivel de emisiones y demandas de consumo energético. En la mayor parte de los países de la Comunidad Europea se certifica energéticamente las viviendas desde el año 2007. Como sabemos esta Directiva provocó el endurecimiento del nuestro documento básico de Ahorro de Energía aprobado por la Orden FOM 1635/2013 aprobado  y con entrada en vigor en el BOE 10 de septiembre de 2013, con un nuevo apartado HE-0 para justificar el consumo de energía limitándolo a valores que nos llevan a construcción de viviendas con calificaciones de alta eficiencia energética. La certificación energética para nuestro colectivo es un campo que nos hace posible demostrar al cliente la aplicación de nuestros conocimientos adquiridos en nuestra formación académica y experiencia laboral con la construcción de las viviendas y edificios terciarios, desde la envolvente hasta las instalaciones. Actualmente existen programas de rehabilitación energética de edificios del sector residencial para promover la realización de medidas de ahorro y eficiencia energética sobre la envolvente, las instalaciones térmicas y de iluminación de los edificios existentes de uso residencial y hotelero, y la incorporación de energías renovables, y nuestro colectivo está preparado para llevarlo a cabo.                 Es necesario que promovamos la eficiencia energética ya que el parque inmobiliario lo requiere. Con pequeñas actuaciones podemos conseguir ahorros en el consumo y en emisiones de kgCO2, que por el momento no parecen importantes, pero que en un futuro no lejano será muy importante esta rebaja de emisiones. Por ejemplo, una vivienda unifamiliar cuya envolvente data de 1990, destinando mejoras en la envolvente por un valor de 10.000 €, se tardaría en amortizar 8 años dicha rehabilitación y nos ahorraríamos a partir de ese momento 900 €/año que empleamos en darle confort a dicha vivienda. Si además invertimos en el sistema de acondicionamiento y agua caliente sanitaria unos 4.500 € en 6 años hemos amortizado la mejora y a partir de ese momento podemos ahorrarnos 600 €/año. Quizás parezca algo idílico, pero hoy día gastar 1.000 € en gasoil para combustible en dar calefacción a una vivienda unifamiliar o gastar 300 € de electricidad para climatizar en verano la misma vivienda, requiere al igual que buscamos un seguro de vivienda o de coche más barato, pararse a pensar cuantos años de amortización y cuanta inversión esta el dueño a destinar para que su vivienda sea energéticamente más funcional y actualizada a normativa vigente. Si en el futuro, (al igual que los vehículos) fuera predecible que tener mejor calificación energética, obtuviera un beneficio del impuesto de bien inmueble, ¿el cliente contrataría a un técnico para realizar un estudio previo? Es dónde nuestro colectivo, los aparejadores, puede asesorar al dueño de la vivienda o promotor de viviendas en la citada inversión y buscar ayudas que a día de hoy existen para hacer una vivienda energéticamente más eficiente y dentro del presupuesto de obra destinado a la partida a estudio y por tanto la vigilancia para que se lleve a cabo correctamente. Aunque la eficiencia energética parezca lejana y difícil de cumplir, cada año que pasa, estamos más cerca de conseguir unas viviendas confortables y ahorradoras. Por poner algún símil, ¿cuántas lavadoras hay en el mercado con una clasificación energética A? o ¿cuántos vehículos de combustible eléctrico, biodiesel, gas, hibrido hay en el mercado a disposición del cliente? Está claro que la sociedad se mueve en beneficio de la eficiencia energética y nuestro colectivo debe poner las ganas y los medios para hacerlo realidad explicando a nuestros clientes la rentabilidad de la eficiencia energética. Depende de nosotros.

Haz de tu casa un espacio saludable durante el confinamiento
  • 2 abr. 2020

  • activatie

Haz de tu casa un espacio saludable durante el confinamiento

Consejo Mantenimiento Ahora que la gran mayoría de las personas estamos en casa, es momento de conocer algunas medidas muy sencillas para que nuestro confinamiento sea saludable. Una casa cerrada y habitada las 24 horas del día puede generar un espacio insano, que es justo lo contrario a lo que necesitamos en estos momentos. Ventila. Abre las ventanas y deja que entre el aire fresco. Hazlo 3 veces al día durante 20 minutos. Evitarás así las concentraciones de CO2 y mejorarás la calidad del aire interior. Ventila especialmente el cuarto de baño después del baño o ducha para evitar la condensación y los consiguientes agentes patógenos que acaban derivándose de la misma. Controla la temperatura. No te pases con la calefacción ni con el aire acondicionado cuando llegue el calor. La temperatura interior recomendada oscila entre 21º y 25º en invierno y 23º y 25º en verano. Evita la humedad. La humedad no es recomendable. Y ventilar es la mejor medida para evitarla. Pero puedes evitar su formación: no tiendas en el interior, acciona la campana extractora cuando cocines y abre las ventanas después de usar la plancha al vapor. Limpia la casa. Sigue las recomendaciones de limpieza de la vivienda del Ministerio de Sanidad. Evita mezclar productos, algunas mezclas producen gases tóxicos, y ventila las habitaciones después de su limpieza para evitar concentraciones de formaldehído. Deja que te dé el sol. Necesitamos luz natural y exposición al sol. La iluminación natural favorece la producción de serotonina, que contribuye a nuestro bienestar. Y la exposición al sol es imprescindible para producir vitamina D. Usa la terraza o el balcón lo más posible. Es nuestro espacio exterior actual. Abre los grifos. Si notas malos olores, abre los grifos y deja correr el agua durante 30 segundos aproximadamente. Evita las pequeñas reformas: Evita la tentación de acometer por tu cuenta alguna pequeña reforma o gran bricolaje en casa. En primer lugar, porque pueden ocasionar un accidente en estos momentos de dificultad asistencial. En segundo lugar, porque pueden dar lugar a problemas técnicos difíciles de solventar en este momento. Consulta con un profesional experto en edificación. Si tienes alguna cuestión urgente relativa a tu vivienda puedes consultar con un arquitecto técnico desde nuestro apartado "consulta a un técnico". Y si deseas esperar a que acabe el confinamiento, puedes solicitar la visita de un aparejador o un arquitecto técnico en nuestro apartado "solicita un aparejador".

Dispositivos de ahorro de agua
  • 3 feb. 2016

  • Colegio_Murcia

Dispositivos de ahorro de agua

Consejo Ahorro de agua  Ahorrar agua es importante desde el punto de vista de mejora del medio ambiente y ahorro económico. Para conseguir esto, es importante incorporar nuevos hábitos que ayuden a disminuir el consumo de agua, como no dejar el grifo abierto mientras fregamos los platos, nos lavamos los dientes, ducharse en vez de bañarse,  etc. Algunos dispositivos nos permiten maximizar el aprovechamiento del agua como los siguientes: -Grifos monomando: la ventaja que tienen estos grifos es que con un mismo mando permite regular la temperatura y el caudal, reduciendo el gasto de agua a diferencia de los mandos separados de agua caliente y fría que para ajustar la temperatura se necesita abrir ambos grifos con el derroche que esto supone. -Aireadores, perlizadores o reductores de caudal: estos dispositivos se pueden instalar fácilmente en la grifería sustituyendo el filtro normal y así obtener un ahorro de hasta el 50%. Algunos estrechan el caño, otros introducen aire en el chorro de agua y también los hay que limitan la apertura del mando.                                     -Cisternas de bajo consumo: se ahorra agua mediante la incorporación de este sistema de descarga que permite al usuario escoger entre dos volúmenes diferentes de descarga de agua o mediante la parada voluntaria de la descarga. -Economizador reductor de agua en ducha: se coloca entre el grifo y el flexo de ducha, reduce el caudal a la mitad con cualquier presión y produce un menor gasto para calentar el agua. No necesita instalación profesional. También existe otro sistema que es el cabezal de ducha con reductor de presión que disminuye el caudal entregado. -Grifos termostáticos: mezclan el agua fría y caliente para conseguir la temperatura deseada y mantenerla siempre constante. Posee un gran ángulo de giro del volante de regulación de temperatura que permite obtener exactamente la temperatura deseada, a la vez que regula el caudal.                                    -Grifería automática: estos dispositivos se instalan en lavabos, se ahorra agua gracias a su mecanismo capaz de abrir y cerrar el paso de agua automáticamente sin que necesite intervenir el usuario. Así se puede controlar el tiempo de suministro, limitándolo al tiempo exclusivamente de uso del mismo.                                     -Grifería ecológica: se consigue ahorrar energía, ya que no mezcla el agua fría y caliente cuando se abre en posición central y no dispensa agua caliente hasta que no se gira la maneta. Hay que tener en cuenta que la caldera de agua caliente suele estar alejada del punto de suministro, por lo que cuando se abre el grifo se precisa de la mitad de agua caliente que luego no se utilizará ya que se cierra el grifo antes de que llegue. -Sistema de reciclaje de agua: hay diferentes sistemas que se encargan de recoger el agua del lavabo o de la ducha para, después de filtrarla y desinfectarla, utilizarla en el llenado del depósito del inodoro. Con este sistema se puede ahorrar hasta el 40%.                                        -AquaReturn: es la solución al desperdicio de agua que se produce desde que se abre el grifo de agua caliente hasta que sale la temperatura deseada. Se trata de un electrodoméstico novedoso de pequeño tamaño que recircula el agua por un circuito cerrado hasta que alcanza los 35˚C, sólo a partir de ese momento el agua sale por el grifo.                               Este dispositivo se instala de forma sencilla y rápida debajo del lavabo sin necesidad de obras, posee un sensor de temperatura que reacciona en tres milésimas de segundo y emite un sonido a modo de aviso cuando ya dispones de agua caliente. Además el agua sobrante la bombea hasta la tubería de agua fría automáticamente. Se estima un ahorro de unos 8.000 litros de agua por persona/año, además se ahorra en energía térmica, al no derramar agua tibia por el desagüe. El agua es un recurso fundamental en la vida, por ello debemos tomar conciencia de su uso adecuado. La mejor forma de ahorrar agua es sin duda no derrochar, adquirir nuevos hábitos que nos ayuden a consumir agua de manera moderada. Por ejemplo, el goteo de un grifo mal cerrado puede suponer una pérdida de hasta 80 litros de agua a la semana. Aproximadamente el consumo medio por persona en nuestra vivienda es de unos 130 litros de agua diarios. Si utilizamos los dispositivos adecuados e incorporamos hábitos para no tirar agua innecesaria se podrá llegar a ahorrar hasta un 30% en la factura de cada mes.   Si tiene alguna duda sobre la instalación de estos dispositivos o cómo ahorrar agua en su vivienda, contacte con su aparejador de cabecera quién le podrá asesorar sobre las soluciones más adecuadas.