¿Necesitas un certificado energético para tu vivienda?

Un certificado energético, es un documento redactado por un técnico competente (los arquitectos técnicos lo somos) que incluye información sobre las características energéticas del edificio. Esta calificación se obtiene mediante el cálculo del consumo energético anual para cubrir las necesidades del inmueble.

Este proceso finaliza con la expedición de un certificado de eficiencia energética y sus correspondientes etiquetas. La escala de calificación energética comprende de la letra A, máximo grado de eficiencia energética, a la G, que es el menor grado.

¿Es obligatorio tener un certificado energético de nuestro inmueble?

Desde 2013 es necesario contar con este certificado si queremos vender o alquilar nuestra propiedad. Es el propietario quien debe solicitarlo y facilitarlo al comprador o inquilino, y el incumplimiento de esto, puede derivar en una sanción económica.

Los inmuebles exentos de esta obligación son:

  • Edificios de protección oficial.
  • Edificios de actividad religiosa.
  • Edificios aislados con una superficie menor a 50m2.
  • Edificios que vayan a ser reformados completamente o demolidos.

¿Quién lo realiza?

Siempre lo debe realizar un técnico competente. Los arquitectos técnicos los somos.

¿Cuánto tarda en emitirse el certificado?

Los plazos dependen del técnico que lo realice y de la tramitación posterior en la administración competente de la comunidad autónoma.
Por lo general, se recomienda hacer la solicitud de este certificado con una antelación aproximada de 1 mes, antes de la compraventa o alquiler.
 

Si tienes más dudas, no dudes en contactar con un arquitecto técnico, y si necesitas un certificado, se encargará de todo, incluso de la tramitación posterior.

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

¿Necesitas un certificado energético para tu vivienda?

¿Necesitas un certificado energético para tu vivienda?

Otras publicaciones

¿Ruidos en tu vivienda? Conoce los tipos y la forma de solucionarlo
  • 10 ene. 2022

  • COAATIE_Murcia

¿Ruidos en tu vivienda? Conoce los tipos y la forma de solucionarlo

Consejo Proyectos Técnicos La contaminación acústica es la presencia de ruido o vibraciones, sea cual sea su procedencia, que pone en riesgo la salud de las personas, implica molestias o daños perjudicando así el normal desarrollo de la actividad cotidiana. Es importante que conozcamos qué tipos de ruidos nos podemos encontrar y como pueden afectar a nuestra vida. Los ruidos pueden venir de nuestra vivienda, de las de alrededor y del exterior. Se pueden clasificar en dos tipos: Ruido aéreo: las ondas se propagan por el aire y chocan contra las superficies. Al chocar el material vibra y vuelve a expandirse la onda sobre el aire alrededor de este. Ejemplos de este tipo de ruido serían: las voces, el claxon, la música, el tráfico de la calle… Ruido de impacto: se produce cuando un objeto golpea a otro. Son los ruidos provocados, por ejemplo, por el movimiento de muebles, instalaciones, electrodomésticos, los movimientos de compresión y dilatación de la estructura, personas caminando, caída de objetos… El Código Técnico de la Edificación, indica que el ruido de impacto se transmite con mayor facilidad en estancias superpuestas o adyacentes. Una vez que sabemos a qué tipo de ruido nos enfrentamos, también debemos saber qué clase de aislamiento necesitamos para poder combatirlo: El aislamiento acústico trata de impedir la salida o entrada del ruido de una o varias estancias. La absorción acústica se basa en, como su propio nombre indica, absorber la reverberación para que no sea tan molesto, cuando estamos en el foco del ruido. Los materiales absorbentes son más porosos, para absorber y retener las ondas sonoras, su estructura es alveolar, fibrosa o granular y transforma las ondas sonoras en calor. Los materiales aislantes tienen alta densidad para cuando queremos contener el ruido, bien para que no entre a la vivienda o para que no salga.  Pero además de conseguir un correcto aislamiento de los paramentos, tenemos que tener en cuenta que las ventanas son un punto fundamenta a tratar para mejorar la acústica. Es básica su hermeticidad y el tipo de vidrio con el que cuenta, si tiene cámara de aire, si su espesor es óptimo y el material del marco y la hoja. En conclusión, para poder solucionar los problemas de ruido de tu vivienda, y antes de comenzar con la insonorización, se debe localizar la procedencia e identificar el tipo de ruido. Dependiendo de esto, decidir con que material será más óptimo tratar el problema, si con materiales absorbentes, con aislantes, o con la combinación de ambos, y actuar también sobre la ventanas, si fuera necesario. Para cualquier duda, te recomendamos contactar con un Arquitecto técnico, que podrá asesorarte en todo los pasos a seguir. 

La importancia del mantenimiento
  • 6 oct. 2016

  • COAATIE_Murcia

La importancia del mantenimiento

Consejo Mantenimiento Mantener un edificio en forma significa efectuar todas aquellas actuaciones que van encaminadas a conseguir que el edificio cumpla las funciones para las que se ha construido: alojar a sus propietarios o usuarios, dándoles confort y seguridad durante la vida útil para la que ha sido diseñado e ir adaptándolo a las nuevas necesidades y normativas. A) Relativos a la funcionalidad:           1) Utilización            2) Accesibilidad            3) Acceso a la telecomunicación            4) Facilitar el acceso a los envíos postales B) Relativos a la seguridad:           1) Seguridad estructural            2) Seguridad en caso de incendio            3) Seguridad de utilización  C) Relativos a la habitabilidad:           1) Higiene, salud y protección del medio ambiente            2) Protección contra el ruido            3) Ahorro de energía y aislamiento térmico            4) Otros aspectos funcionales Para el mantenimiento del edificio, se incluyen unas fichas de aquellos elementos que precisen mantenimiento adecuado por sus características, su complejidad y su uso adecuado.  Estas fichas están recogidas en la Guía de Mantenimiento Para Comunidades de Propietarios. Si tiene alguna duda sobre cómo mejorar el mantenimiento de su vivienda, contacte con su aparejador de cabecera quien le podrá asesorar.