¿Quieres montar un negocio? Te decimos por dónde empezar.

Siempre es un buen momento para decidir montar tu propio negocio. Si estás en esa situación, una de las primeras cosas a tener en cuenta, es el sitio donde poder llevar a cabo la actividad. Por tanto, debes encontrar un local que se adapte a tus necesidades, pero no siempre lo encontrarás con la distribución que tienes en mente. En ese caso, será necesario encargar a un técnico competente, los arquitectos técnicos los somos, el acondicionamiento del local.

En este artículo vamos a explicar brevemente los pasos que se deben realizar, así como algunos aspectos importantes a tener en cuenta para conseguir un buen resultado.

Como ya hemos comentado, en primer lugar, hay que encontrar un local adecuado. En el caso de negocios, no todos los locales pueden ser útiles, ya sea por la ubicación o por la estructura del edificio en el que se encuentra. Por eso, es necesario conocer la normativa vigente de la zona respecto a accesibilidad y otros aspectos que debe tener el local según el tipo de negocio.

En cuanto a las licencias que se deben solicitar, podemos encontrar tres casos:

  • El primer caso es que el local ya ha sido utilizado para la actividad que queremos utilizar, por tanto, en este caso no necesitamos solicitar ninguna licencia, solamente realizar un cambio de titularidad.
  • En el segundo caso, el local tiene la distribución que queremos, pero estaba destinado a una actividad distinta de la nuestra. Lo único que debemos solicitar es la licencia de apertura y actividad.
  • El último caso y que es el más común, es que tengamos que realizar una distribución nueva porque el local inicial no se adapta a nuestra necesidad y tampoco realizaba la misma actividad, pues en este caso es necesario solicitar licencia de acondicionamiento y licencia de apertura y actividad de local.

Para solicitar las licencias anteriores es necesario presentar en el Ayuntamiento un proyecto básico o memoria (en función de lo que se requiera) en el que se definirán los planos y las actividades a realizar, justificar el cumplimiento de la normativa de aplicación, además del presupuesto de ejecución material, e intervenciones a realizar y estudio de seguridad y salud, en caso de que se vaya a hacer un acondicionamiento previo. Dicho proyecto debe ser redactado por un técnico competente, y las obras no deben empezar hasta que se obtenga la licencia, que por lo general, tienen un plazo máximo de 3 meses para la contestación por parte del Ayuntamiento.

¿Complicado? Tranquilo, los Arquitectos técnicos somos especialistas en este tipo de intervenciones. Contacta con alguno de nuestros técnicos, y te asesorará y llevará a cabo todos los trámites del proceso: elección del local, redacción del proyecto, gestión de licencias, dirección de obra y coordinación de seguridad de la obra. Si piensas en montar un negocio no tardes en contactar con lo antes posible y no perder más tiempo para cumplir tu sueño.

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

¿Quieres montar un negocio? Te decimos por dónde empezar.

¿Quieres montar un negocio? Te decimos por dónde empezar.

Otras publicaciones

La agencia Codema lanza un kit de ahorro de Energía para el hogar

La agencia Codema lanza un kit de ahorro de Energía para el hogar

Consejo Eficiencia Energética La agencia de energía de Dublín, Codema, está haciendo más fácil para el público entender cómo su hogar utiliza la energía y para identificar posibles ahorros. Con las bibliotecas públicas de la ciudad de Dublín, la agencia ha desarrollado un kit de seis herramientas fáciles de usar e instrumentos de medición que los propietarios pueden pedir prestados para identificar problemas comunes como falta de aislamiento, mala ventilación y aparatos ineficientes.

Cómo elegir una ventana para renovar las de mi vivienda (I)
  • 1 abr. 2024

  • Colegio_Murcia

Cómo elegir una ventana para renovar las de mi vivienda (I)

Consejo Eficiencia Energética ¿Estás pensando en cambiar las ventanas? Esta información te interesa, hay tantas soluciones posibles que lo primordial es saber qué queremos conseguir con nuestras nuevas ventanas. Dedicaremos dos artículos a resolver tus dudas. Comenzaremos por los tipos de apertura. Para conocer qué metodología de apertura es la más adecuada para nuestro caso concreto, tendremos que hacernos algunas preguntas: ¿Qué interacción tendremos con la ventana?, ¿abriremos hacia fuera, hacia adentro o en el mismo plano? La respuesta a esta pregunta depende básicamente del espacio disponible alrededor de la misma, y de nuestras preferencias. Los tipos de ventana que podemos encontrar en el mercado, según su forma de apertura, son los siguientes: Ventana batiente: es el tipo de ventana que abre como una puerta, es decir, tiene las bisagras en el eje vertical o en el eje horizontal inferior. Proporcionan un buen aislamiento tanto térmico como acústico y dejan el hueco completo libre para ventilar. El inconveniente principal es el espacio que ocupa el barrido de la hoja al abrir. Ventana proyectante: es una ventana abatible, con la diferencia de que el eje de apertura se encuentra en la parte superior. La apertura se realiza de abajo hacia arriba. Oscilo batiente: es la unión entre la ventana batiente de eje vertical y la de eje horizontal, con una limitación de apertura de este último sentido, solo para ventilación. Ventana pivotante: el eje de giro se encuentra en el centro, por tanto, en la apertura de esta ventana, queda una parte de la hoja hacia dentro y otra hacia afuera Corredera horizontal: el desplazamiento de la hoja es en horizontal y se mueve mediante unos carriles. El número de carriles dependerá del número de hojas que sean móviles. Corredera vertical (guillotina): El mecanismo de apertura es igual que el de la corredera horizontal, pero el sentido de apertura es vertical Corredera elevable: este sistema se basa en una ventana corredera sencilla, pero con un mecanismo de elevación que hace que su desplazamiento sea más suave. Es más estanca para viento y lluvia y es óptima para grandes superficies gracias a que es muy fácil de deslizar. Plegables: es un sistema de hojas articuladas que giran sobre su eje vertical, y a su vez este eje se desplaza sobre un carril. Quedan recogidas como un acordeón. Fijas: Son ventanas las cuales no tienen ningún tipo de apertura, solo el marco fijo y el cristal. Están pensadas para dar luz, no para ventilar Salomónicas: están fabricadas a partir de celosías, no son herméticas, están pensadas para que haya ventilación. Las ventanas batientes o correderas elevadoras son más aislantes que las correderas sencillas, por su sistema de ajuste de la hoja contra el marco. Por lo que si se busca un buen aislamiento debemos huir de las ventanas correderas. En el siguiente artículo trataremos los tipos de materiales para ventanas que existen en el mercado. Como habrás podido comprobar, las ventanas son todo un mundo. Si estás pensando en reformar tu vivienda o cambiar tus ventanas, no lo dudes, contacta con un Arquitecto Técnico, que como especialista en edificación podrá asesorarte en la solución más óptima. 

El Colegio de Aparejadores de Alicante elabora un proyecto de normativa para regular la instalación de hinchables infantiles
  • 16 may. 2017

  • Colegio_Alicante

El Colegio de Aparejadores de Alicante elabora un proyecto de normativa para regular la instalación de hinchables infantiles

Consejo Mantenimiento El colectivo lleva dos años trabajando en este documento que esperan sea elevado a norma autonómica o estatal Alicante, 16 de mayo de 2017.- El Colegio oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Alicante ha elaborado un borrador de normativa para la instalación y mantenimiento de hinchables infantiles. Un trabajo de dos años, que esperan sea elevado a norma autonómica o estatal por su importancia en materia de seguridad. Ante la sucesión de accidentes con hinchables infantiles, el último sucedido este fin de semana en Madrid con varios heridos, y la falta de regulación técnica al respecto, hace un par de años un equipo de miembros especializados del COAATIE decidió abordar esta cuetsión y elaborar un documento que pudiera ser elevado a norma con el fin de regular estas instalaciones de ocio. “Tenemos que concienciarnos de que la seguridad es responsabilidad colectiva y que la regulación es el único camino” ha comentado Gregorio Alemañ, presidente del COAATIE. En la actualidad es cada municipio quien establece los permisos y normas que se deben seguir para la instalación de estos hinchables. Lo más habitual es que no haya una regulación específica; y en algunas ciudades se exige un certificado técnico anual visual, o un certificado de instalación pero sin base normativa que firman ingenieros, arquitectos o arquitectos técnicos. La no regulación ha hecho que se instalen hinchables sin las medidas de seguridad adecuadas, lo que ha derivado en una serie de accidentes el último hace unos días en Girona o Madrid. El viento, que a determinada velocidad o rachas fuertes pueden levantar el elemento y lanzar a sus ocupantes; la posibilidad de que se genere fuego en el motor o fallos de rotura de costuras o de seguridad en las partes altas, incluso el entorno donde se ubican,  son los principales riesgos de este juego infantil, por los que desde el COAATIE se solicita una regulación. El documento que ha preparado el colegio, basado en una norma UNE, busca la regulación en la fabricación, mantenimiento e instalación de los hinchables y que la administración vele por su cumplimiento. Esta propuesta de normativa aboga por que la instalación de estos juegos se certifiquen por arquitectos o arquitectos técnicos ya que intervienen factores de cargas y viento en ella.   Entre los apartados más destacados de esta normativa están los tipos de control desde fabricación, mantenimiento e instalación del hinchable; la elaboración de una clasificación del hinchable, unas normas de uso, regulación de los ocupantes y un importante apartado sobre seguridad. “Proponemos un control exhaustivo en todo el proceso, desde la fabricación hasta la instalación y el uso, que regule y normalice el marco de técnico de aplicación; este proceso debería ser amparado e impulsado por la Administración tanto a nivel autonómico como estatal, que es lo deseable, y en este sentido, pondremos a su disposición el trabajo realizado” ha recalcado Gregorio Alemañ. Esta norma hace especial hincapié en los factores que se consideran más importantes a la hora de instalar un hinchable como son los contrapesos, la superficie de apoyo, el modelo y tamaño, la fuerza del viento y el lugar de instalación que puede ser abierto o estar protegido.      El documento ha sido redactado por Félix Crevillén y Alicia Crevillén, arquitectos técnicos; Guillermo Villaverde y Virginia Villaverde, abogados; y por responsables del COAATIEA.