noticia

Cómo salvar las barreras del zaguán

Publicada el día 10/12/2020

Cómo salvar las barreras del zaguán


El zaguán es la zona que se encuentra después de la puerta de entrada y que da acceso a las escaleras o ascensores del edificio. Por tanto, es una zona común a la que tienen acceso todos los habitantes del edificio, y debe estar exenta de barreras arquitectónicas.

Las barreras arquitectónicas son obstáculos o elementos que impiden la libre circulación de las personas, y que afectan en mayor medida a las personas con movilidad reducida: discapacitados, personas mayores o mujeres embarazadas, y hacen que el edificio donde se encuentran no cumpla con los requisitos de accesibilidad.

Hasta hace unos años, la accesibilidad no tenia una normativa obligatoria que la regulaba, por lo que vemos muchos edificios antiguos que no tienen los elementos esenciales (ascensores, rampas, …) para permitir el acceso de personas con movilidad reducida. Sin embargo, hoy en día, el CTE DB SUA (Código técnico en su Documento Básico Seguridad en la Utilización y Accesibilidad) establece unos requisitos mínimos obligatorios de accesibilidad que deben de cumplir todas las construcciones nuevas posteriores a dicha normativa.

De acuerdo con la normativa, para eliminar las barreras en un zaguán debemos de cumplir ciertos requisitos, por ejemplo, en un zaguán en el que se salva cierta altura se debe de disponer de rampa antideslizante con una pendiente máxima según normativa. Además, los pasillos tendrán que tener, en general, una distancia mínima de 1,2 m y la zona debe tener una superficie que permita un radio de giro suficiente, es decir, una medida que permita el giro de una silla de ruedas sin tropezar con ningún obstáculo. Por otra parte, el pavimento no tiene que contener piezas sueltas o resaltos y, en caso, de moquetas deben estar fijadas al suelo. No hay que olvidar también colocar los interruptores, dispositivos de intercomunicación y pulsadores de alarma a una altura accesible.

En el caso de edificaciones posteriores a la normativa, están obligados a cumplir con los requisitos de accesibilidad establecidos por la normativa cuando se realicen obras de reforma. Además, independientemente de que realicen obras o no, deben cumplir con accesibilidad en la medida de lo posible, excepto cuando no se puedan realizar cambios por motivos dimensionales o estructurales.

Para cualquier duda sobre esta cuestión le recomendamos consultarlo a un arquitecto técnico para que estudie la situación y decida si se puede realizar los cambios para la adaptación a la nueva normativa de accesibilidad o en caso negativo, emitir un informe que lo justifique.


Comentarios


Publica tu comentario

Catálogo de servicios aparejadores

Filtrar por Provincia:

clic para seleccionar provincia en el mapa

Suscripción al newsletter:

Suscríbase a nuestro boletín de noticias y reciba las últimas novedades en su correo electrónico.



  

Buscador