Guía para el ciudadano sobre las Ayudas a la rehabilitación de edificios y viviendas

El Colegio de Aparejadores junto con el Colegio de Administradores de Fincas de la Región de Murcia, han editado una Guía dirigida a los ciudadanos sobre las ayudas de rehabilitación de edificios y viviendas del Plan de recuperación, transformación y Resiliencia. 

El objetivo de la Guía es mostrar de una forma sencilla la información más relevante sobre los diferentes programas de ayudas a la rehabilitación residencial. También se facilita un catálogo de posibles actuaciones que se pueden llevar a cabo en los edificios, y mediante un ejemplo se muestra el coste de cada intervención, ayuda obtenida y el plazo de amortización, de las diferentes soluciones propuestas.

Incorpora, además, un apartado sobre la oportunidad que supone solicitar estas estas ayudas, resaltando entre otras las ventajas fiscales, la simplificación para la toma de decisiones por parte de las comunidades de propietarios, pero sobre todo los beneficios directos a los usuarios y la contribución a la descarbonización de nuestro planeta. 

Con esta publicación, el Colegio de Aparejadores de Murcia completa otra de las acciones previstas, junto con el Manual práctico para la redacción del Libro del edificio existente, publicado hace unas semanas, enmarcadas ambas en la planificación de acciones encaminadas a la formación específica de nuestros colegiados, y en la redacción de documentos y guías divulgativas con el objetivo de agilizar los trámites y ofrecer un mejor servicio a los ciudadanos.

Descarga la Guía

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

Guía para el ciudadano sobre las Ayudas a la rehabilitación de edificios y viviendas

Guía para el ciudadano sobre las Ayudas a la rehabilitación de edificios y viviendas

Otras publicaciones

Cómo salvar las barreras del zaguán
  • 10 dic. 2020

  • COAATIE_Murcia

Cómo salvar las barreras del zaguán

Consejo Accesibilidad El zaguán es la zona que se encuentra después de la puerta de entrada y que da acceso a las escaleras o ascensores del edificio. Por tanto, es una zona común a la que tienen acceso todos los habitantes del edificio, y debe estar exenta de barreras arquitectónicas. Las barreras arquitectónicas son obstáculos o elementos que impiden la libre circulación de las personas, y que afectan en mayor medida a las personas con movilidad reducida: discapacitados, personas mayores o mujeres embarazadas, y hacen que el edificio donde se encuentran no cumpla con los requisitos de accesibilidad. Hasta hace unos años, la accesibilidad no tenia una normativa obligatoria que la regulaba, por lo que vemos muchos edificios antiguos que no tienen los elementos esenciales (ascensores, rampas, …) para permitir el acceso de personas con movilidad reducida. Sin embargo, hoy en día, el CTE DB SUA (Código técnico en su Documento Básico Seguridad en la Utilización y Accesibilidad) establece unos requisitos mínimos obligatorios de accesibilidad que deben de cumplir todas las construcciones nuevas posteriores a dicha normativa. De acuerdo con la normativa, para eliminar las barreras en un zaguán debemos de cumplir ciertos requisitos, por ejemplo, en un zaguán en el que se salva cierta altura se debe de disponer de rampa antideslizante con una pendiente máxima según normativa. Además, los pasillos tendrán que tener, en general, una distancia mínima de 1,2 m y la zona debe tener una superficie que permita un radio de giro suficiente, es decir, una medida que permita el giro de una silla de ruedas sin tropezar con ningún obstáculo. Por otra parte, el pavimento no tiene que contener piezas sueltas o resaltos y, en caso, de moquetas deben estar fijadas al suelo. No hay que olvidar también colocar los interruptores, dispositivos de intercomunicación y pulsadores de alarma a una altura accesible. En el caso de edificaciones posteriores a la normativa, están obligados a cumplir con los requisitos de accesibilidad establecidos por la normativa cuando se realicen obras de reforma. Además, independientemente de que realicen obras o no, deben cumplir con accesibilidad en la medida de lo posible, excepto cuando no se puedan realizar cambios por motivos dimensionales o estructurales. Para cualquier duda sobre esta cuestión le recomendamos consultarlo a un arquitecto técnico para que estudie la situación y decida si se puede realizar los cambios para la adaptación a la nueva normativa de accesibilidad o en caso negativo, emitir un informe que lo justifique.

Ayudas a la rehabilitación: Libro del Edificio existente
  • 19 jul. 2022

  • activatie

Ayudas a la rehabilitación: Libro del Edificio existente

Consejo Eficiencia Energética El Libro del Edificio Existente para la Rehabilitación (LEEx) es el compendio de documentos en el que se recoge la información que permite conocer las características físicas y técnicas del edificio y también su régimen jurídico. Su finalidad es que los propietarios y usuarios conozcan el edificio que usan y tengan la documentación e información suficiente y necesaria para llevar a cabo un uso y mantenimiento adecuados, así como tomar conciencia sobre el margen de mejora posible sobre las prestaciones existentes en su edificio: mejora de la accesibilidad, confort, seguridad de utilización y eficiencia energética. ¿Qué edificios pueden acceder al Programa de Ayudas para su elaboración? El RD 856/2021 establece los requisitos que indicamos a continuación, pero cada Comunidad autónoma regulará de manera específica: Las viviendas unifamiliares aisladas o agrupadas en fila, y de edificios existentes de tipología residencial de vivienda colectiva. Deben cumplir simultáneamente con los siguientes requisitos: a) Estar finalizados antes del año 2000. b) Que al menos el 50 % de su superficie construida sobre rasante, excluida la planta baja o plantas inferiores si tiene o tienen otros usos compatibles, tenga uso residencial de vivienda. Los dos requisitos antes citados se podrán acreditar mediante escritura, nota simple registral o consulta descriptiva y gráfica de los datos catastrales. Cuantía de las ayudas Las cuantías que indicamos a continuación son las que establece el RD 856/2021, pero cada Comunidad autónoma regulará en sus correspondientes convocatorias el importe que se otorgará en cada caso. La cuantía máxima de la subvención para la elaboración de Libros del edificio existente para la rehabilitación será la obtenida de la siguiente forma: a) En caso de viviendas unifamiliares y edificios plurifamiliares de hasta 20 viviendas: 700 euros, más una cantidad de 60 euros por vivienda. b) En caso de edificios plurifamiliares de más de 20 viviendas: 1.100 euros, más una cantidad de 40 euros por vivienda, con una cuantía máxima de subvención de 3.500 euros. Si no se dispone de la Inspección Técnica del Edificio, del Informe de Evaluación del Edificio o documento análogo, la ayuda podrá incrementarse hasta en un 50 %. La cuantía de la ayuda no podrá superar en ningún caso el coste total, excluidos los impuestos. No obstante, el IVA o el impuesto indirecto equivalente, podrán ser considerados elegibles siempre y cuando no puedan ser susceptibles de recuperación o compensación total o parcial. La siguiente tabla resume el importe máximo de las ayudas por tramos.

Calefacción en viviendas con biomasa
  • 26 oct. 2021

  • COAATIE_Murcia

Calefacción en viviendas con biomasa

Consejo Eficiencia Energética La biomasa es una energía renovable que se usa en viviendas para calefacción y agua caliente sanitaria (ACS), y aunque en menor medida, también refrigeración. La biomasa es el conjunto de materia orgánica, vegetal o animal, y los materiales que proceden de su transformación natural o artificial. Esta materia se usa como combustible para generar energía térmica para viviendas unifamiliares y edificios. Se considera energía renovable que se obtienen de una fuente natural, por tanto, es un sistema eficiente energéticamente y respetuoso con el medio ambiente, más que otros sistemas convencionales. Existen tres instalaciones posibles para el uso de biomasa: chimenea, estufa y caldera. Esta última es la que se utiliza para climatización y para producción de agua caliente( ACS), sin embargo, la chimenea y estufa se utilizan sólo para calefacción de la estancia en la que se encuentran. Los tipos generales de combustibles que se usan son leñas, astillas, pellets, huesos de aceituna y cáscaras de frutos. La ventaja que tienen es su precio estable que puede ser menor que otros combustibles como el gasoil o gas natural. Elegir el tipo de biomasa a utilizar depende en gran medida del tipo de suministrador que podemos encontrar, es decir, un suministrador cercano y que pueda abastecernos continuamente, es lo mejor que podemos elegir. Por otro lado, es más económico la compra de suministro en verano. Como hemos dicho anteriormente, la biomasa se puede utilizar tanto en viviendas unifamiliares como en edificios, lo único es que cambia la instalación. En el caso de edificios se usan calderas centrales y deben disponer de un espacio de almacenamiento grande para guardar el combustible. En viviendas unifamiliares se usan calderas individuales y también hay que disponer de un almacén, sus dimensiones dependerán de si compramos combustible por meses o anual, obviamente cuando se compra para largo plazo, el espacio de almacenamiento deberá ser más grande. Este se puede ubicar dentro o fuera de la vivienda y debe ser de uso exclusivo, además, hay la opción de colocarlo subterráneo en contenedores específicos, según normativa. El resto de las instalaciones, desde la caldera hasta los aparatos, son prácticamente iguales al de otros sistemas. Para la calefacción, se pueden usar radiadores o suelo radiante, esta última opción puede ser mejor, porque hace un consumo continuo, por tanto, podemos conocer mejor cuándo vamos a necesitar más combustible y organizar mejor el suministro. Por otro lado, hay la opción de combinar con una caldera convencional para ayudar en las horas punta y no caer en el problema de agotamiento de combustible. También puede ser ideal combinar caldera de biomasa con energía solar térmica para ACS. Si la caldera de biomasa dispone de ciclo de absorción puede generar refrigeración también, sin embargo no es muy común este uso. Las ventajas generales de la biomasa son las mismas que las de los demás sistemas renovables. Son eficientes energéticamente, disminuyen la demanda energética, tienen larga vida útil, ayudan al medio ambiente y, lo más destacado, es que suponen un gran ahorro económico en las facturas mensuales. Si tienes dudas, consulta con nuestros colegiados. Te asesorarán de cual es la mejor opción, y sobre las reformas que sean necesarias para la correcta instalación.