Cómo actuar frente al ruido: Aislamiento acústico o absorción acústica

Como ya vimos en el artículo sobre acondicionamiento acústico, el ruido puede ser de dos tipos: ruido de impacto y ruido aéreo. Además, también diferenciamos entre el aislamiento acústico y la absorción acústica.

En este artículo nos vamos a centrar en cómo funciona el aislamiento acústico, la absorción acústica y por supuesto, como aminorar los ruidos en nuestra vivienda.

Para saber qué materiales debemos utilizar para aislar acústicamente debemos tener en cuenta la frecuencia del ruido:

  • Para frecuencias bajas se aconsejan productos de gran densidad: láminas asfálticas y espumas acústicas.
  • Para frecuencias medias, se aconsejan productos porosos: lanas minerales, geotextiles, espuma de poliuretano, poliestireno expandido, extruido o poliuretano rígido.

Y usaremos aislamientos acústicos cuando tengamos:

  • Ruido por impacto. Al que podemos hacerle frente reduciendo el impacto o evitando que la vibración se propague. Si queremos reducir el ruido del impacto tendremos que aplicar el aislamiento en la estancia donde se genera. Si queremos evitar que se propague a otra estancia, tendremos que aislar la estancia que recibe la perturbación, mediante fieltros y caucho o espumas de célula abierta.
  • Ruido aéreo.  La vibración llega a través del aire, por ello, deberemos aislar la estancia que recibe la perturbación. Por ejemplo, las voces, música, etc. En este caso los materiales más indicados son espumas de célula abierta, lana de roca o lana de vidrio.

Para el aislamiento acústico necesitaremos materiales de alta densidad.   

Por otro lado, usaremos materiales para absorción acústica cuando:

  • Queramos suavizar el ruido que se genera en la misma estancia donde nos encontramos, si queremos eliminar la reverberación, el eco y el malestar auditivo en esa sala. Por ejemplo, en una sala de reuniones, un local, una sala de conciertos…

Para la absorción acústica tendremos que utilizar materiales muy porosos y de baja densidad

Contacta con un Arquitecto Técnico. Se encargará de valorar que opción es más efectiva en tu vivienda para hacerle frente al ruido que tanto te molesta.

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

Cómo actuar frente al ruido: Aislamiento acústico o absorción acústica

Cómo actuar frente al ruido: Aislamiento acústico o absorción acústica

Otras publicaciones

¿Conoce las ventajas de ahorro energético que proporciona una instalación domótica?
  • 18 abr. 2016

  • COAATIE_Murcia

¿Conoce las ventajas de ahorro energético que proporciona una instalación domótica?

Consejo Eficiencia Energética Cada vez más viviendas tienen instalado un sistema de domótica. En la actualidad estos sistemas tienen la posibilidad de satisfacer, en nuestra vivienda, las exigencias de confort, ahorro de energía, seguridad y comunicación sin grandes costos. La domótica es un sistema novedoso aplicado al control y automatización inteligente de las viviendas. Es capaz de recoger información que proviene de unos sensores, procesarla y emitir órdenes a unos actuadores. El ahorro de energía es importante, no sólo para favorecer el cuidado del medio ambiente, sino como medida de ahorro en las facturas. La instalación del sistema de domótica considera un ahorro para la vivienda hasta del 20% a pesar de la inversión que puede suponer al principio. Gracias a la domótica se puede controlar cualquier aspecto de la vivienda gestionando elementos de control que contribuyen al ahorro de electricidad, combustibles y agua de forma automática: Electricidad: -Sistemas de iluminación inteligente que permite adaptar el nivel de iluminación a las necesidades de cada momento en función de la variación de luz solar, la zona de la vivienda o la presencia de personas. -Control automático inteligente de toldos, persianas y cortinas que aprovecha al máximo la luz solar. -Control de encendido y apagado de luces que evita dejarse encendida alguna luz al salir de casa. -Control automático del encendido y apagado de luces del exterior de la vivienda en función de la luz solar. -Sistemas de regulación de la calefacción que adaptan la temperatura de la vivienda según la variación de temperatura exterior, la estancia de la casa, la hora del día o la presencia de personas. -Control de la puesta en marcha de los electrodomésticos programando su funcionamiento en horarios en los que el precio sea menor. -Programación de la desconexión de circuitos eléctricos no prioritarios antes de alcanzar la potencia contratada. Combustibles: -Detección de la apertura y cierre de ventanas que avisa al usuario cuando está encendida la climatización. -Implantación de sistemas de control y regulación centralizados que permite detectar y avisar en caso de averías provocando un corte de suministro que evite los peligros que puedan ocasionar. Agua: -Sistemas de control y regulación centralizados que detectan si se produce una inundación, dan señal de aviso y cortan el suministro de agua. -Control de riego que a través de un sensor de humedad de forma autónoma riega solo cuando es necesario. -Grifería inteligente que gestiona el caudal y temperatura del agua.             Existen diferentes tipos de sistemas domóticos según la forma de transmisión de señal: cableados, inalámbricos y de corrientes portadoras o incluso una combinación de los tres (sistemas mixtos). Debido a la gran variedad de sistemas se pueden instalar fácilmente en cualquier tipo de vivienda, ya sea construida o de nueva construcción, unifamiliares aisladas, adosadas o en edificios. Los sistemas cableados se deben de tener en cuenta en el proyecto para ubicar cada elemento automatizado donde se necesite. Mientras que los sistemas inalámbricos no precisan obra para su instalación y permiten ir adaptando sus elementos según las necesidades que se vayan teniendo. Además estos sistemas se pueden desmontar fácilmente y llevar a otra vivienda en el caso de mudarse.   Para la elección del sistema más adecuado a cada vivienda, se recomienda consultar con un técnico especialista quien teniendo en cuenta los servicios que demande el cliente puede aconsejar sobre el sistema idóneo a instalar. Hoy en día hay muchos avances en la domótica, permitiendo controlar la vivienda no solo desde el mando que incluyen, sino también desde el teléfono móvil, tablet u ordenador instalando una aplicación que permite dar órdenes estando incluso fuera de la vivienda. Además debido al gran interés que despierta la domótica ya se puede encontrar sistemas a mejores precios.   Si tiene alguna duda sobre la instalación de estos sistemas o cómo ahorrar energía en su vivienda, contacte con su aparejador de cabecera quien le podrá asesorar sobre las soluciones más adecuadas.

¿Influyen las ventanas en el ahorro de energía?
  • 15 ene. 2016

  • COAATIE_Murcia

¿Influyen las ventanas en el ahorro de energía?

Consejo Eficiencia Energética Los huecos de la envolvente del edificio son considerados puntos débiles desde el punto de vista del aislamiento térmico, permiten grandes pérdidas de calor en invierno y un exceso de radiación solar en verano. Por ello es importante elegir el material más adecuado y llevar un mantenimiento regular para evitar deterioros. El marco de la ventana representa entre el 25% y el 35% de la superficie del hueco. Es decir, después del vidrio es por donde más se pierde frío o calor de la vivienda. Algunos parámetros que influyen en el ahorro de energía son: -Transmisión térmica (U): es el indicador del flujo de energía a través de la ventana desde el lado caliente al lado frío y se mide en W/m²K. Los materiales con un valor más bajo, son más aislantes y por lo tanto hay menos pérdidas a través de ellos. -Filtraciones de aire (A): se producen a través de las juntas de la ventana. Es importante que tenga una buena clasificación en cuanto a su permeabilidad al aire que depende del tipo de ventana (las pérdidas serán menores en un sistema practicable que en uno deslizante), de los herrajes, fabricación y de la calidad del sistema. Para reducir estas pérdidas es importante la correcta instalación de la carpintería. Las ventanas se clasifican en función de la cantidad de aire que atraviesa la ventana cerrada debido a la fuerza del viento. A partir de esta clasificación se puede decir que la clase 4 es la más estanca. También influye el tamaño de la ventana ya que cuánto más pequeña es mejor resultados dará.   CLASE PERMEABILIDAD AL AIRE A 100 Pa (46 km/h) (m³/h·m²) PRESIÓN MÁXIMA DE ENSAYO Pa (km/h) 0 Sin ensayar Sin ensayar 1 ≤ 50 150 (56 km/h) 2 ≤ 27 300 (80 km/h) 3 ≤ 9 600 (113 km/h) 4 ≤ 3 600 (113 km/h)   -Factor solar (F): los aportes de energía al interior de la vivienda se producen a través de los huecos de ventanas y fundamentalmente a través del vidrio. Es importante tener en cuenta que el cajón de la persiana también forma parte del hueco y como tal se debe evaluar la transmitancia térmica para todo el conjunto, así como los ensayos de permeabilidad al aire, estanquidad al agua, resistencia al viento o aislamiento acústico que también se evaluará como un conjunto de ventana y cajón. Por ello, se debe incluir en el cajón el aislamiento para mejores resultados.                                Según el material se distinguen tres tipos de carpinterías: -Aluminio: es un material conductor, por lo que no ofrece ninguna dificultad al paso del frío y calor a través de él. Para mejorar su capacidad aislante se utilizan carpinterías de aluminio con rotura de puente térmico. Se trata de perfiles con incorporación de dos o más separadores con baja conductividad térmica que separan los componentes exteriores de los interiores. Existe una tipología que contiene una espuma especial fijada en las cámaras de la pletina de aislamiento, que consigue no sólo mejorar el aislamiento térmico sino también la impermeabilidad al aire. -Madera: es un material natural y renovable, por lo que es el más sostenible. Estéticamente es excelente y regula la humedad ambiental, pero precisa un mantenimiento más continuo y específico. Existen perfiles mixtos de aluminio y madera, incluso con incorporación de aislante térmico que mejora sus prestaciones. -PVC: es el material con más bajo coeficiente de transmisión térmica y acústica. Es resistente a los agentes atmosféricos, es imputrescible incluso en ambientes muy húmedos. No es el material más idóneo en cuanto al cuidado del medio ambiente pero ofrece las ventajas de la madera con la ligereza del aluminio.   MATERIAL TRANSMITANCIA TÉRMICA (W/m²K) GRADO DE AISLAMIENTO Aluminio 5,7 Muy bajo Aluminio con RPT 3,2-4 Medio Madera 2-2,2 Alto PVC 1,8-2,2 Muy alto *Datos obtenidos de la "Guía Técnica para la Rehabilitación de la Envolvente Térmica de los Edificios: Soluciones de Aislamiento con Vidrios y Cerramientos" publicada por Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE)    Además de la elección del material más adecuado para el ahorro de energía, es importante la correcta instalación en las uniones de los perfiles con la obra. Se debe prestar especial atención para que no se produzcan puentes térmicos ni ningún tipo de filtración de aire, para ello se debe asegurar la continuidad del aislamiento del cerramiento que rodea la ventana para que no sufra ninguna interrupción. A la hora de cambiar las ventanas por otras térmicamente más eficientes no solo se debe tener en cuenta el tipo de marco más adecuado sino también el acristalamiento, la orientación y ubicación que condiciona el aporte de radiación solar y el correcto sellado de la ventana al hueco. Cuanto más grado de aislamiento tengamos en nuestra vivienda, habrá menos pérdidas de calor en invierno y frío en verano. Por lo que se disminuye el consumo de energía con el consiguiente ahorro en la factura. Sin duda merece la pena asumir la inversión que supone cambiar las ventanas, además los beneficios de confort y económicos se aprecian desde el primer día.   Si tiene alguna duda sobre cómo mejorar el aislamiento térmico de su vivienda, contacte con su aparejador de cabecera quien le podrá asesorar sobre las soluciones más adecuadas.

¿Cómo usar los sistemas de ventilación durante el Covid-19?

¿Cómo usar los sistemas de ventilación durante el Covid-19?

Consejo Mantenimiento La crisis del Covid-19 ha evidenciado la importancia de la salubridad del aire en espacios interiores, ya sean estos nuestra vivienda, la oficina o cualquier espacio cerrado. Desde Zehnder afirman que “un sistema de ventilación con recuperación de calor es una gran contribución a la salud y el confort de las personas. Además, puede evitar la propagación de virus y bacterias puesto que no hay recirculación del exterior y cuenta con filtros para asegurar la óptima calidad del aire”. Asimismo, para tratar de resolver posibles dudas entre los usuarios, la multinacional suiza, especializada en soluciones de climatización y ventilación confortables, ha elaborado la siguiente guía FAQ de preguntas más frecuentes: