Diferencias entre la Energía solar fotovoltaica y la solar térmica

La energía solar es una energía limpia, renovable que se obtiene a través de la radiación del sol para producir electricidad o calor.  Tenemos dos tipos:

  • Energía solar fotovoltaica, en la que gracias a un efecto físico, la radiación del sol  puede generar una corriente eléctrica. Es por lo tanto, una forma de convertir este recurso en electricidad.
  • Energía solar térmica. Este sistema aprovecha la capacidad calorífica del sol. La radiación solar se convierte en energía térmica para calentar un fluido que se puede utilizar para calefacción y para obtener agua caliente sanitaria. 

Las dos energías, parten del aprovechamiento de la energía solar, una fuente de energía renovable, sostenible y gratuita, siendo el último un factor determinante actualmente, con la subida del precio de la electricidad, y la reciente aplicación de las tarifas horarias.

La diferencia fundamental entre ambas energías es la forma en la que se acumula la energía. En la primera la energía se acumula en baterías y en la segunda se acumula en depósitos de agua.   

Teniendo esto en cuenta es fácil identificar para que se utiliza cada una: la Energía Solar Térmica la utilizaremos para calentar agua (calefacción, agua caliente en grifos) y la Energía Solar Fotovoltaica, para alimentar aparatos electicos.

  • Los equipos de energía solar térmica tienen un sistema bastante sencillo: consiste en paneles solares que pueden ser planos o de tubos de vacío, que concentran el calor solar para calentar el fluido termoconductor que recorre el circuito hasta llegar al intercambiador, donde transmite la temperatura a otro circuito con el mismo tipo de fluido que se encarga de calentar el agua del depósito que abastece a la vivienda.
  • Los equipos de energía solar fotovoltaica son mas complejos, ya que tienen que transformar la luz solar en electricidad.

En cuanto a versatilidad, nos encontramos con que la energía solar fotovoltaica tiene un campo mas amplio de trabajo ya que a través de aparatos eléctricos podemos calentar agua, que es la finalidad principal de la solar térmica.

Sin embargo, la energía solar térmica es más eficiente en cuanto a la captación del solar. Este sistema nos va a abastecer de agua caliente con la mínima captación de radiación. Por el contrario, la energía solar fotovoltaica, aunque no consigue ser tan eficiente captando energía si que la puede acumular en baterías.

Estos son solo dos puntos fundamentales a tener en cuenta a la hora de elegir. En próximos artículos seguiremos profundizando en estos tipos de energía solar y en sus ventajas e inconvenientes.

Ante cualquier duda, contacta con un arquitecto técnico, especialista en edificación, para saber que instalación es se adapta mejor a tu vivienda.

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

Diferencias entre la Energía solar fotovoltaica y la solar térmica

Diferencias entre la Energía solar fotovoltaica y la solar térmica

Otras publicaciones

Haz de tu casa un espacio saludable durante el confinamiento
  • 2 abr. 2020

  • activatie

Haz de tu casa un espacio saludable durante el confinamiento

Consejo Mantenimiento Ahora que la gran mayoría de las personas estamos en casa, es momento de conocer algunas medidas muy sencillas para que nuestro confinamiento sea saludable. Una casa cerrada y habitada las 24 horas del día puede generar un espacio insano, que es justo lo contrario a lo que necesitamos en estos momentos. Ventila. Abre las ventanas y deja que entre el aire fresco. Hazlo 3 veces al día durante 20 minutos. Evitarás así las concentraciones de CO2 y mejorarás la calidad del aire interior. Ventila especialmente el cuarto de baño después del baño o ducha para evitar la condensación y los consiguientes agentes patógenos que acaban derivándose de la misma. Controla la temperatura. No te pases con la calefacción ni con el aire acondicionado cuando llegue el calor. La temperatura interior recomendada oscila entre 21º y 25º en invierno y 23º y 25º en verano. Evita la humedad. La humedad no es recomendable. Y ventilar es la mejor medida para evitarla. Pero puedes evitar su formación: no tiendas en el interior, acciona la campana extractora cuando cocines y abre las ventanas después de usar la plancha al vapor. Limpia la casa. Sigue las recomendaciones de limpieza de la vivienda del Ministerio de Sanidad. Evita mezclar productos, algunas mezclas producen gases tóxicos, y ventila las habitaciones después de su limpieza para evitar concentraciones de formaldehído. Deja que te dé el sol. Necesitamos luz natural y exposición al sol. La iluminación natural favorece la producción de serotonina, que contribuye a nuestro bienestar. Y la exposición al sol es imprescindible para producir vitamina D. Usa la terraza o el balcón lo más posible. Es nuestro espacio exterior actual. Abre los grifos. Si notas malos olores, abre los grifos y deja correr el agua durante 30 segundos aproximadamente. Evita las pequeñas reformas: Evita la tentación de acometer por tu cuenta alguna pequeña reforma o gran bricolaje en casa. En primer lugar, porque pueden ocasionar un accidente en estos momentos de dificultad asistencial. En segundo lugar, porque pueden dar lugar a problemas técnicos difíciles de solventar en este momento. Consulta con un profesional experto en edificación. Si tienes alguna cuestión urgente relativa a tu vivienda puedes consultar con un arquitecto técnico desde nuestro apartado "consulta a un técnico". Y si deseas esperar a que acabe el confinamiento, puedes solicitar la visita de un aparejador o un arquitecto técnico en nuestro apartado "solicita un aparejador".

¿Son todos los vidrios de ventanas iguales?
  • 2 feb. 2021

  • COAATIE_Murcia

¿Son todos los vidrios de ventanas iguales?

Consejo Reformas Cualquier tipo de edificio, ya sea residencial o no, por lo general, dispone de ventanas, ya que permiten la entrada de luz, la ventilación interior y el poder tener vistas hacia el exterior. Pero ¿podemos colocar cualquier ventana? El principal componente de una ventana es el vidrio, ya que la constituye en su mayor parte y es el responsable de su correcto funcionamiento. A la hora de elegir el tipo de vidrio que necesitamos, hay que tener en cuenta varios factores importantes como son: la zona en la que se encuentra el edificio, la orientación de la fachada, la altura de la vivienda y el presupuesto. Exponemos varios ejemplos: Por ejemplo, en una fachada muy expuesta al sol es conveniente colocar vidrios de baja emisividad para disminuir la radiación solar o también los llamados “vidrios con control solar”. Además, en una vivienda en planta baja es muy importante que el vidrio no sea transparente para evitar que los vecinos puedan ver todo lo que sucede en el interior de tu casa, por tanto, es interesante utilizar vidrios de tipo traslúcido. En caso contrario, en un edificio de gran altura en el que no haya viviendas cerca que puedan los vecinos observar las ventanas, no sería rentable aumentar el coste para obtener propiedades no necesarias. Existen en el mercado vidrios que son buenos aislantes acústicos, es decir, dificultan el paso del ruido exterior. Es un factor a tener en cuenta en zonas con mucho ruido, como calles donde pasa mucho tráfico o zonas cercanas a aeropuertos, pero no tendría mucho sentido en zonas que no son afectadas por el ruido. Por tanto, es un aumento de coste innecesario. Por otra parte, una de las características importantes que debe haber en cualquier tipo de vivienda, independientemente de la zona, es el aislamiento térmico. La zona del hueco de ventana en una fachada es una zona crítica en el sentido de la transmisión de calor. No poner un vidrio que aísle térmicamente puede suponer una disminución del rendimiento del aislante colocado en toda la fachada y, por tanto, un aumento en el gasto de energía para conseguir una temperatura adecuada en el interior. Por tanto, es importante colocar vidrios que funcionan bien como aislantes térmicos, como son los vidrios con cámara de aire. Otro aspecto importante en el vidrio de ventanas es la seguridad, existen vidrios que contienen una capa intermedia que retiene al vidrio en caso de rotura e impide el desprendimiento de pequeños trozos, por lo que se mantiene todo unido y así evitar posibles daños. Es el vidrio laminado o vidrio de seguridad. En conclusión, es muy importante conocer bien el vidrio adecuado a nuestra vivienda e intentar encontrar la mejor solución con el menor coste posible. Te recomendamos que contactar con un arquitecto técnico para que le oriente en la mejor opción para su vivienda.

Climatización con suelo radiante
  • 19 ene. 2021

  • COAATIE_Murcia

Climatización con suelo radiante

Consejo Reformas ¿Qué es el suelo radiante? Es uno de los sistemas de calefacción más confortables y eficientes del mercado, ya que aporta una temperatura ambiente agradable y uniforme por toda la vivienda: el aire caliente tiende a subir, por eso es más óptimo que se irradie desde el suelo, proporcionando un flujo de temperatura ascendente. Aunque además de calefactar, que es el uso más óptimo, puede refrigerar la vivienda. Está constituido por una red de tuberías bajo el suelo por las que circula agua caliente o fría, según el modo en el que esté trabajando,  que calienta o enfría el pavimento, y por tanto la estancia. ¿Y cómo funciona este sistema de climatización? En invierno, el agua caliente circula a una temperatura entorno a los 40º por las tuberías. Al distribuirse el calor desde el suelo conseguimos el confort ideal para las personas. El agua se calienta a través de calderas de gas, gasoil, biomasa, bombas de calor o energía solar. Las opciones más ecológicas y a la larga, económicas para calentar el agua de nuestro circuito serían mediante captadores de energía solar o mediante bombas de calor aerotérmicas. Ambas soluciones nos ayudarán a reducir la huella de carbono y además, nuestra factura eléctrica de manera muy considerable. En verano, el agua fría circula a una temperatura entorno a 15º, esto provocará la absorción del calor ambiental, consiguiendo una sensación agradable de la estancia, sin corrientes de frio. Es importante tener en cuenta que este tipo de refrigeración no es óptima para todos los climas, ya que influye la humedad relativa y las temperaturas máximas que se pueden alcanzar. Por ejemplo, en Murcia, las condensaciones superficiales serían un problema y no sería un sistema efectivo. Es importante saber que este tipo de calefacción no está pensada para apagarla y encenderla continuamente, ya que para que en la estancia se note una temperatura confortable, primero se ha debido calentar todo el solado. Destacar también que, gracias al aislamiento de la instalación de este tipo de climatización, contamos con el extra de que no solo aísla térmicamente sino que también lo hace acústicamente. Hagamos un breve resumen de pros y contras: VENTAJAS Saludable: no hay corrientes de aire que muevan polvo o ácaros, evitando problemas respiratorios y sequedad ambiental. Confortable: se evitan zonas de contraste frio/calor, puesto que en invierno se irradia el calor desde el suelo y en verano el calor del ambiente se absorbe, también, a través del suelo. Este sistema se ajusta perfectamente al perfil de temperaturas óptimas para el cuerpo. Invisible: Deja el espacio libre de aparatos o elementos que entorpezcan la visual de la estancia Ahorro energético: ya que el agua de los circuitos está a baja temperatura y ésta se acumula en el suelo. El suelo va liberando esa temperatura para hacer la estancia confortable INCONVENIENTES Inercia térmica: no notamos el efecto, caliente o frio, en el momento de conectarlo, como si puede pasar con otro tipo de climatización, ya que se tiene que calentar o enfriar toda la superficie del suelo para que empecemos a notar la temperatura confortable. Punto de rocío en suelo refrescante: la temperatura y la humedad de dentro de la vivienda es fundamental para saber que temperatura mínima podremos conseguir con el suelo refrescante. En las zonas más cálidas y con alta humedad, se necesitan apoyos como pueden ser fan-coils, para refrescar las estancias Si estás pensando en incluir o cambiar el sistema de climatización de tu vivienda, no dudes en contactar con un arquitecto técnico. Te asesorará en el sistema más conveniente de climatización para tu vivienda, local, incluso piscina.