¿Ascensor o elevador?

¿Conoces las diferencias? En este artículo desarrollamos las características de cada uno de ellos, así como las claves para decantarse por una u otra solución.

Empecemos por definir cada uno de ellos.

  • El ascensor desplaza personas y mercancías de forma vertical por una edificación.  Se suele instalar en edificaciones concurridas como son edificios de viviendas, oficinas, públicos, hoteles, etc., donde hay un gran tránsito de personas.

Para instalar un ascensor hay que tener en cuenta la normativa que se establece en el DB Seguridad de Uso y Accesibilidad, así como la Norma UNE-EN 81 70. Además de esto deben pasar revisiones mensuales para garantizar la correcta funcionalidad y seguridad del aparato.

Los ascensores alcanzan una velocidad de entre 1 y 2 m/s.

En cuantoa su instalación, hay que tener en cuenta que debe haber un cerramiento alrededor del hueco donde irá el ascensor, así como un foso de una altura aproximada de 1,2m.

  • El elevador también sirve para desplazar personas de manera vertical, así como también mercancías. Sin embargo, está pensado para edificaciones donde el tránsito de personas no es muy elevado, ya que su velocidad no permite un desplazamiento rápido, su velocidad ronda los 0.15m/s.

Para su instalación también necesitamos un cerramiento alrededor del hueco de desplazamiento, pero el foso necesario es bastante inferior al de un ascensor, en torno a un 20cm.

Cabe destacar que el elevador es más económico, tiene un mantenimiento más liviano, y económico ya que tiene un menor consumo, puesto que solo consume energía cuando el desplazamiento es hacia arriba.

La dimensión de este aparato será siempre, como mínimo, la suficiente para que sea accesible.

Sabiendo esto, ¿por cuál nos decidiremos?

Debemos fijarnos en el tráfico de personas de la edificación, la altura total que tendrá que salvar el aparato y cuantas paradas deberá realizar a lo largo de la altura total.

El elevador está pensado para para viviendas unifamiliares, con un máximo de 5 alturas. Podría también instalarse en un edificio plurifamiliar, pero debería estudiarse la posibilidad de instalar un ascensor, ya que el tránsito de personas es mayor que en una vivienda unifamiliar.

También podríamos decantarnos por un elevador cuando se trate de salvar barreras arquitectónicas y mejorar la accesibilidad siempre que su uso y la altura a salvar no sean muy elevados. Sin embargo, para un uso continuado, con alto tránsito de personas y con más de 5 paradas, la opción más óptima será instalar un ascensor.

Todos los requisitos técnicos que son aplicables para la construcción de ascensores se regulan mediante la norma UNE EN 81-20:215, que encontraremos en el Código Técnico, en el apartado de seguridad de utilización y accesibilidad.

Si tienes dudas, te recomendamos consultar a un aparejador, arquitecto técnico o ingeniero de edificación, para que estudie y valore la situación concreta, y te asesore en cuál es la mejor opción. Además podrá realiza el proyecto y dirección de las obras necesarias para su instalación así como los trámites necesarios en el Ayuntamiento.

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

¿Ascensor o elevador?

¿Ascensor o elevador?

Otras publicaciones

¿Necesitas un certificado energético para tu vivienda?
  • 31 may. 2022

  • COAATIE_Murcia

¿Necesitas un certificado energético para tu vivienda?

Consejo Eficiencia Energética Un certificado energético, es un documento redactado por un técnico competente (los arquitectos técnicos lo somos) que incluye información sobre las características energéticas del edificio. Esta calificación se obtiene mediante el cálculo del consumo energético anual para cubrir las necesidades del inmueble. Este proceso finaliza con la expedición de un certificado de eficiencia energética y sus correspondientes etiquetas. La escala de calificación energética comprende de la letra A, máximo grado de eficiencia energética, a la G, que es el menor grado. ¿Es obligatorio tener un certificado energético de nuestro inmueble? Desde 2013 es necesario contar con este certificado si queremos vender o alquilar nuestra propiedad. Es el propietario quien debe solicitarlo y facilitarlo al comprador o inquilino, y el incumplimiento de esto, puede derivar en una sanción económica. Los inmuebles exentos de esta obligación son: Edificios de protección oficial. Edificios de actividad religiosa. Edificios aislados con una superficie menor a 50m2. Edificios que vayan a ser reformados completamente o demolidos. ¿Quién lo realiza? Siempre lo debe realizar un técnico competente. Los arquitectos técnicos los somos. ¿Cuánto tarda en emitirse el certificado? Los plazos dependen del técnico que lo realice y de la tramitación posterior en la administración competente de la comunidad autónoma. Por lo general, se recomienda hacer la solicitud de este certificado con una antelación aproximada de 1 mes, antes de la compraventa o alquiler.   Si tienes más dudas, no dudes en contactar con un arquitecto técnico, y si necesitas un certificado, se encargará de todo, incluso de la tramitación posterior.

Arquitectos y Arquitectos Técnicos logran la exclusiva competencia profesional para elaborar evaluaciones de edificios residenciales
  • 14 ene. 2016

  • COAATIE_Alicante

Arquitectos y Arquitectos Técnicos logran la exclusiva competencia profesional para elaborar evaluaciones de edificios residenciales

Consejo Mantenimiento Arquitectos y Arquitectos Técnicos logran la exclusiva competencia profesional para elaborar evaluaciones de edificios residenciales El Consell Jurídic Consultiu y el Tribunal Supremo dictaminan que Ingenieros Industriales e Ingenieros Técnicos Industriales no pueden emitir este tipo de informes Alicante, 15 de enero de 2015.- El Consell Jurídic Consultiu de la Comunidad Valenciana ha emitido un dictamen en el que resuelve que la competencia para la emisión de los Informes de Evaluación de Edificios (IEE) y de los necesarios para solicitar las Cédulas de Segunda Ocupación de viviendas que hayan sufrido ampliación o modificación respecto al proyecto inicial, corresponde a los Arquitectos y a los Arquitectos Técnicos, y no a los Ingenieros Industriales e Ingenieros Técnicos Industriales. En la misma línea se ha pronunciado recientemente el Tribunal Supremo, mediante Sentencia de 25-11-2015 (Rec. nº 578/2014), que mantiene el criterio ya establecido en la Sentencia de 9-12-2014 (STS 5292/2014), con lo que sienta jurisprudencia sobre la materia, y clarifica definitivamente los distintos criterios en contra que, hasta la fecha, se han venido defendiendo por otros colectivos amparados por planteamientos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Estas resoluciones vienen a ratificar la decisión adoptada por distintas Administraciones respecto de denegar estas competencias a otros profesionales, como es el caso de los Ingenieros Técnicos Industriales y de Obras Públicas, quiénes a raíz de la cual, no podrían emitir este tipo de informes. El presidente del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Alicante (COAATIEA), Gregorio Alemañ, ha explicado que estas resoluciones disipan dudas sobre el aspecto competencial y también ha apuntado que “ponen de manifiesto la importancia de estos informes y de que los mismos sean realizados por técnicos competentes, profesionales cualificados conforme con sus respectivas especialidades y atribuciones específicas, entendiendo por tales, como aquellos que a su vez sean capaces de proyectar y dirigir las obras objeto de la inspección, es decir, Arquitectos y Arquitectos Técnicos”. Para Alemañ, “queda patente que el control técnico del adecuado mantenimiento, la habitabilidad y la seguridad de los edificios residenciales mediante el IEE, no puede quedar desvirtuado en un mero trámite periódico que deben realizar los propietarios de inmuebles de viviendas, sin la suficiente rigurosidad, y abierto a cualquier profesional que pudiera estar relacionado con algún aspecto parcial sobre la materia”. Para el presidente del COAATIEA, los usuarios de las viviendas deben tomar conciencia de que un adecuado diagnóstico ajustado a la realidad y en el marco de una actuación responsable, limita los factores de riesgos de los edificios, evita males mayores, ahorra costes y energía, y genera mayor confort en las viviendas. En este sentido, el presidente ha manifestado que “nuestro Colegio colabora activamente con los Ayuntamientos que responsablemente han apostado por la implantación de las inspecciones técnicas de edificios y recomienda que cada edificio cuente con un Aparejador de Cabecera (aparejador, arquitecto técnico o ingeniero de edificación), como profesional cualificado de confianza que cuida la salud de los edificios”.

Motivos para mejorar la envolvente térmica de nuestros edificios
  • 3 may. 2018

  • activatie

Motivos para mejorar la envolvente térmica de nuestros edificios

Consejo Eficiencia Energética En España, el tema de la construcción y rehabilitación de viviendas aplicando criterios de sostenibilidad es un concepto relativamente reciente. La eficiencia energética, ese término que está "de moda" en el sector de la edificación es una idea en la que nunca se había pensado, hasta que no quedó más remedio que recurrir a ella. El motivo es que estamos padeciendo dos problemas que nos afectan directamente por no haberla aplicado antes: los preocupantes niveles de CO2 presentes en las ciudades y el aumento incesante de los precios de los combustibles empleados en casa. Así que es ahora cuando la sociedad se ha dado cuenta de que es necesario reducir al máximo la emisión de gases contaminantes de nuestros edificios y conseguir el mayor ahorro de energía. A nuestro favor tenemos el hecho de que hoy en día ya existen muchas opciones para mejorar el aislamiento térmico de una fachada. Y solo es cuestión de elegir el sistema que mejor se adapte a tu situación particular. ¿Pero por qué hablo solo de edificios?  Porque casi el 50% de la energía que se consume en las ciudades se utiliza en los edificios para alimentar las instalaciones de calefacción, aire acondicionado, calentamiento de agua, etc. El sector de la edificación es el causante de la mitad de los gases contaminantes presentes en la atmósfera, así como de la generación de residuos. El motivo es que aproximadamente el 80% de los inmuebles de este país se han ido construyendo sin tener en cuenta ningún criterio de eficiencia energética. Eso significa que tenemos un parque edificatorio formado por viviendas ineficientes que despilfarran energía. No tenemos cultura de sostenibilidad. Y la razón es que no vemos por dónde se pierde la energía. El calor escapa a través de las paredes de manera invisible y no somos conscientes del despilfarro energético que se produce en viviendas mal aisladas. Si nos paramos un momento a pensarlo, nos damos cuenta de que más de la mitad de nuestra vida la pasamos dentro de viviendas, en las cuales sufrimos unas condiciones ambientales que no son las idóneas para nuestra salud, como por ejemplo humedad, mala calidad del aire y el exceso de frio o de calor. Un apunte: solamente a partir de los años 80 se empezó a introducir aislamiento en las cámaras de aire de las fachadas.  Actualmente, la cosa ha mejorado bastante, y la construcción o rehabilitación de un inmueble ya se realiza buscando el mayor confort para el usuario a cambio del menor coste energético. Una manera sencilla de conseguir este clima de confort es mejorando la envolvente térmica del edificio. Solo con eso ya podremos conseguir unas mejoras de hasta un 30% de ahorro en las facturas energéticas del hogar. ¿Y qué es la envolvente térmica?  Definimos así al conjunto de los elementos exteriores de un inmueble: fachadas, cubiertas, suelos, techos, ventanas... todo lo que forma la piel del edificio y nos aisla y protege de las agresiones medioambientales externas. Para mejorar la envolvente existen diversas soluciones que nos permitirán aumentar el nivel de confort interior de los hogares, como por ejemplo colocar un aislamiento por el exterior del cerramiento de fachada, rellenar la cámara de aire con planchas o espumas aislantes, o colocar trasdosados aislantes por la pared interior de las paredes.  También podemos instalar acristalamientos más eficientes, cubiertas aislantes, y muchas otras técnicas que nos permitirán conseguir un mayor aislamiento térmico en casa y ahorrar en la factura de la luz. Consulta a un arquitecto técnico porque será el profesional más adecuado para orientarte hacia la mejor solución, que no tiene porqué ser la más cara. Segun el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), si aplicamos buenas prácticas de rehabilitación sostenible, reduciremos un 40% el consumo energético de nuestras viviendas, así como las emisiones de gases contaminantes. Y con el ahorro mensual que estaríamos obteniendo en las facturas energéticas, en unos 7 años habríamos amortizado la inversión en aislamiento. De esa manera, con esta rehabilitación energética de la envolvente no solo mejoramos las condiciones de habitabilidad de nuestras viviendas, sino que reducimos los gases causantes del efecto invernadero, y tenemos la conciencia tranquila de saber que vivimos en edificios que luchan contra el cambio climático favoreciendo en la cuidad la presencia de un aire más puro y saludable. Por eso una buena recomendación es consultar a un arquitecto técnico antes de acometer la obra de rehabilitación. Este técnico será el encargado de guiarte en la estrategia a seguir antes de empezar la obra: realizando un trabajo previo de inspección del edificio, consultando las normas urbanísticas que le puedan afectar, valorando los posibles ensayos que se tengan que realizar, e informándose de las ayudas y subvenciones que conceden las administraciones públicas para esos trabajos.