Cómo evitar los desprendimientos en fachada

Existen numerosos tipos de revestimientos exteriores para las viviendas y edificios, que generalmente se eligen según criterios estéticos.

Cuando la edificación es nueva todo parece “bonito”, pero con el paso del tiempo se van degradando los materiales e incluso pueden llegar a suponer un peligro para los peatones si se ocasiona su desprendimiento. Este hecho sucede, principalmente, en el caso de fachadas de aplacados.

Se trata de un problema frecuente, sobre todo en edificaciones antiguas en las que no se ha llevado a cabo un mantenimiento adecuado. Otra causa, aunque menos frecuente, puede deberse a una incorrecta ejecución o por defectos de calidad de los materiales empleados.

Si no se actúa a tiempo, puede causar cuantiosos gastos económicos, ya que, en muchos casos, el desprendimiento de una sola pieza puede ocasionar el tener que volver a revestir todo el paramento.

Tipos de aplacados

Puede haber dos tipos de aplacados según su forma de colocación: colocación directa mediante material de agarre, o mediante sistema de anclajes de acero.

Los aplacados colocados directamente sobre el soporte son los más afectados por los desprendimientos, por eso, para evitar este problema, es muy importante tener en cuenta los factores que influyen en la vida útil de este tipo de revestimiento:

  • Por un lado, es importante la preparación correcta del soporte y la adecuada elección del material de agarre según la base y la zona en la que se encuentra la fachada a revestir.
  • Además, el tamaño de la pieza de aplacado no tiene que ser muy grande porque su peso mayor facilita el desprendimiento.

Por todo lo expuesto, es importante siempre conocer el tipo de revestimiento y sistema adecuados a nuestra edificación según su forma y la zona en la que se sitúa nuestra fachada.

Si te planteas hacer una reforma o debes reparar el aplacado de tu vivienda, lo recomendable es contactar con un técnico competente. Los arquitectos técnicos podemos asesorarte en todo el proceso, somos técnicos especialistas en control de calidad de materiales, conocemos las especificaciones técnicas de los materiales y requisitos que debe cumplir, y comprobaremos su correcta puesta en obra. También podemos guiarte en el correcto mantenimiento de la fachada que se deberá hacer posteriormente, mediante inspecciones periódicas preventivas, e indicarte cuando es necesario hacer trabajos puntuales antes de que ocurran los desperfectos.

Contactar con un arquitecto técnico

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

Cómo evitar los desprendimientos en fachada

Cómo evitar los desprendimientos en fachada

Otras publicaciones

Ahorrar energía aislando la fachada por el exterior
  • 4 ene. 2016

  • COAATIE_Murcia

Ahorrar energía aislando la fachada por el exterior

Consejo Rehabilitación  Un buen sistema de aislamiento térmico en las fachadas de los edificios minimiza el consumo de energía con el consiguiente ahorro económico que esto supone. Pero es importante saber qué tipo de aislamiento es el más apropiado para la rehabilitación de su vivienda en función de las condiciones en las que se encuentre. Existen dos tipos de aislamiento de fachadas o por el interior o bien por el exterior. Aislar la fachada por el interior se recomienda si se realiza otros trabajos en el interior como suelos, particiones, etc.; cuando no se quiere modificar el aspecto de la fachada; si la pérdida de superficie útil no es un impedimento y compensa con el ahorro de energía; o en el caso de que la comunidad de vecinos no quiera ejecutar el aislamiento por el exterior y sólo se quiera aislar una vivienda. El aislamiento por el interior se aconseja cuando se trata de una vivienda de uso ocasional, como de fin de semana, ya que tarda menos en climatizar la vivienda porque tiene menos superficie y se consigue antes el estado de confort. Sin embargo con el aislamiento por el exterior la vivienda tardaría más en alcanzar la temperatura deseada pero también tardará más tiempo en enfriar la vivienda en invierno o calentarla en verano por lo que mantiene más la temperatura interior. Hay que tener en cuenta que el aislamiento por el interior dificulta la corrección de los puentes térmicos procedentes de los forjados y los dinteles de puertas y ventanas. Esto queda resuelto con el Sistema de Aislamiento Térmico por el Exterior (SATE) al ser pasante con la envolvente del edificio. Este sistema se compone de varios materiales y es importante tener en cuenta que se trata de un sistema integral y se suministra y aplica como tal, lo que garantiza su compatibilidad y efectividad. Debe tener como mínimo una resistencia térmica de 1 m²K/W. Puede aplicarse tanto en obra nueva como en rehabilitación, sin necesidad de desalojar las viviendas. Se puede ejecutar en todo tipo de fachadas excepto en aquellas que estén protegidas. Se adapta a todo tipo de condiciones climatológicas, siempre hay que consultar a un especialista para que valore qué tipo de materiales y espesores son los más adecuados para el edificio a rehabilitar.   Componentes -Aislante, puede ser de diferentes materiales y espesores: poliestireno expandido (EPS), poliestireno extruido (XPS), poliuretano conformado (PUR), lana de roca, corcho expandido, vidrio celular. -Fijaciones para la unión del aislamiento al muro soporte: pueden ser adhesivos, mediante adhesivo y fijaciones mecánicas con espigas o con perfiles mecánicos. -Acabados: se aplican dos capas de mortero cola con una malla intermedia de fibra de vidrio. Se aplica una imprimación y un revestimiento continuo tipo revoco o aplacados de ladrillos acrílicos, cerámicos de arcilla y piedra. -Perfiles metálicos en forma de U que se disponen en el arranque, esquinas, juntas de dilatación, laterales y en la coronación del sistema.                 Propiedades -El sistema SATE permite, al ser aplicado por el exterior, que no se reduzca el espacio interior de las viviendas, así como que minimiza las molestias de los usuarios. -Se revaloriza económicamente el inmueble, ya que aumenta la eficiencia energética. -Se reduce el consumo de energía consiguiendo ahorros de hasta el 30% y se estima que esta inversión se amortiza a los cinco años de su instalación. -Se reducen los puentes térmicos así como las posibles condensaciones, siendo un sistema impermeable al agua. -Mantiene los materiales en condiciones termo-higrométricas estables a lo largo del tiempo e impide la degradación de estos por la diferencia de temperaturas. -No dispersan sustancias contaminantes, se reciclan y reducen las pérdidas de energía, contribuyendo a la conservación del medio ambiente. -Mejora el aislamiento térmico de la envolvente, consiguiendo el confort térmico con una temperatura media en todas sus estancias y reduciendo el consumo de calefacción y aire acondicionado, además puede mejorar el comportamiento acústico.   SATE es sin duda la mejor opción para rehabilitar las fachadas de los edificios, ya que no solo se aumenta la calificación energética con todo el ahorro económico que esto conlleva y la reducción de contaminación al medio ambiente, sino que también sirve para darle un lavado de cara al edificio, desde el punto de vista estético.   Si tiene alguna duda sobre cómo mejorar el aislamiento térmico de su vivienda, contacte con su aparejador de cabecera quien le podrá asesorar sobre las soluciones más adecuadas.

¿Me interesa implantar energía solar en casa?
  • 14 jun. 2021

  • COAATIE_Murcia

¿Me interesa implantar energía solar en casa?

Consejo Eficiencia Energética Para saber cuándo es interesante o no implementar este tipo de energía, debemos conocer algunos datos, como cuál el consumo de una vivienda tipo y cuanta energía puede producir un panel solar. Una casa tipo consume 8.000Kw/h de media en un año y un panel solar básico de 900 W puede generar 1,5Kw/h al día, considerando condiciones óptimas de al menos 5 horas de sol. En función de esto, y la incidencia del mismo en los paneles se generará más o menos energía. Por ejemplo, en Galicia y en Murcia, las horas de luz diarias son las mismas, pero no en las mismas condiciones, pues la incidencia del sol en las zonas cálidas es mucho mayor que en zonas frías. ¿Quiere decir esto que en un día nublado las placas solares no captan energía? Si que lo hacen, pero no la misma que son capaces de captar en un día soleado con alta incidencia. Entonces, ¿qué aspectos debemos de tener en cuenta para decantarnos por la energía fotovoltaica? Horas de sol Incidencia Solar Potencia del equipo a instalar Y por supuesto, el gasto inicial y el retorno de la inversión, es decir, el rendimiento y la rentabilidad a largo plazo. ¿Cómo valoramos la rentabilidad? En primer lugar tenemos que conocer el precio de la instalación y el ahorro que su implantación nos va a suponer en la factura eléctrica. Además del equipo, será necesario acondicionar la vivienda para adaptarla a la nueva instalación. Para una vivienda media, con una potencia eléctrica contratada de 4,4 kW, el precio de la instalación estaría en torno a los 6.600€.  ¿Cuánto tardaré en recuperar la inversión? Como ya hemos visto, depende de las horas de luz y la incidencia del sol.  Cuanto mayor sea la incidencia y las horas de luz, más eficiente será el rendimiento de las placas y por tanto el ahorro será mayor que si vivimos en una zona con clima menos cálido. Como cálculo orientativo, en una vivienda en España, el ahorro en el recibo de la luz es aproximadamente es de un 65% ya que nuestro país se encuentra en una ubicación geográfica privilegiada para la producción de energía solar, por ello las instalaciones serán rentables si están bien dimensionadas y se adaptan a la climatología. Si además de producir lo que consumes tienes un excedente, antes se recuperará la inversión económica inicial. Si estás pensando en hacer tu vivienda más sostenible y ahorrar en tu factura de la luz, no dudes en ponerte en contacto con un arquitecto técnico, te asesorará y te ayudará a conseguirlo.  

¿Qué es la cota cero?
  • 2 nov. 2018

  • activatie

¿Qué es la cota cero?

Consejo Mantenimiento Hablando de edificios, la cota cero es el nivel al que está la acera. Por tanto, cuando hablamos de reformar un zaguán a cota cero, nos referimos a igualar el nivel de su suelo al de la calle, de forma que no existan escalones. No es estricto, pues pueden quedar rampas, pero sí que se intenta la eliminación de barreras arquitectónicas, de forma que el zaguán y el ascensor queden al nivel más cercano posible a esa cota cero. Esa intervención suele formar parte de los ajustes previstos en la Ley general de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social, que establece que todos los edificios deben efectuar los ajustes razonables necesarios para cumplir las condiciones básicas de accesibilidad. Cómodo y seguro para todos Un edificio accesible es cómodo y seguro para todos, para las personas con alguna discapacidad y para las que no la tengan, pues todos disfrutamos de poder portar con comodidad un carro de la compra, o de bebé, o una maleta trolley o hasta una mochila escolar; de poder abrir la puerta del edificio sin esfuerzo y acceder sin tener que descargar lo que tenemos en las manos. O de poder disfrutar de él cuando seamos mayores o tengamos algún problema eventual de movilidad. Mejor con un arquitecto técnico Pero para que estos ajustes sean de verdad eficaces, para optimizar el dinero invertido y que la inversión no resulte un gasto más, es necesario contratar a un arquitecto técnico que estudie el espacio y determine la mejor intervención en él, aquella que, con el presupuesto existente, pueda conllevar el mejor resultado. Puedes solicitar los servicios de un arquitecto técnico en tu localidad en este enlace.