Pautas para mejorar la accesibilidad en los edificios existentes

Los edificios de viviendas presentan en numerosas ocasiones, una problemática común derivada de la antigüedad y de la ausencia de normativa de accesibilidad que regulara esta materia en el momento de su construcción, dando lugar en la actualidad, a la existencia de barreras arquitectónicas, obstáculos y falta de accesibilidad principalmente en los accesos y zonas comunes del edificio.  

En la Región de Murcia, la falta de accesibilidad en el edificio provoca que un 16 % de los murcianos con movilidad reducida, haya tenido que cambiar de casa, según un informe realizado por la Fundación Mutua de Propietarios en colaboración de COCEMFE. Destacar que más de 6.000 personas con problemas de movilidad reducida no salen nunca de casa (se estima que hay 89.300 en total). En definitiva, cerca del 7 % se encuentra en situación de confinamiento permanente en su propia vivienda y hay que añadir que el 69 % de los murcianos con movilidad reducida precisan de ayuda de terceras personas para salir de casa.

A nivel nacional este estudio reveló cerca de 100.000 personas con problemas de movilidad reducida (personas mayores, mujeres embarazadas, padres con el carrito del bebé, etc.), nunca salen de casa por falta de accesibilidad en el inmueble en el que viven (2,5 millones en total) y cerca del 4% vive secuestrado en su propia casa.

Sobre el parque edificado, más de 9 millones de edificios en España no son accesibles para personas con discapacidad física y sólo el 0,6 % de los edificios de viviendas es accesible (10 millones de edificios y 25,6 millones de viviendas en total).

La normativa vigente atribuye a las comunidades de propietarios la responsabilidad de garantizar la accesibilidad en el edificio y desde el 04/12/2017 es obligatorio que se acometan las obras necesarias para garantizar este derecho para todas las personas en los edificios existentes.

A estos efectos, se consideran edificios existentes aquellos cuya licencia de obras fue anterior al 12/09/2010, ya que los que se construyeron después, se da por hecho el cumplimiento de las condiciones básicas de accesibilidad en aplicación de la normativa vigente.

Para realizar un diagnóstico previo del estado de la accesibilidad existente en el edificio y la intervención necesaria, se debe hacer una recopilación de datos ‘in situ’ para medir y comprobar los parámetros técnicos y condicionantes dimensionales para la valoración por el técnico competente.

A partir de la toma de datos, se estudian las posibilidades de mejora de accesibilidad en cada caso y se plantean las soluciones aplicando los criterios de la normativa vigente (DB SUA/2, que desarrolla la adecuación efectiva de las condiciones de accesibilidad en edificios existentes).

En los siguientes artículos puede consultar las pautas para la mejora de la accesibilidad de la vivienda, y tipologías de soluciones:

[1] 2019. Fundación Mutua de Propietarios: “Informe Movilidad reducida y Accesibilidad del edificio”.

[2] INE – Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y situaciones de Dependencia (EDAD) 2008.

Autor del artículo: Manuel García Hernández. Arquitecto Técnico. Oficina Técnica de Accesibilidad (OTAF). FAMDIF/COCEMFE - MURCIA

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

Pautas para mejorar la accesibilidad en los edificios existentes

Pautas para mejorar la accesibilidad en los edificios existentes

Otras publicaciones

Fisuras en mi vivienda ¿me debo preocupar?
  • 22 feb. 2022

  • COAATIE_Murcia

Fisuras en mi vivienda ¿me debo preocupar?

Consejo Mantenimiento En muchas ocasiones nos asustamos al ver que aparecen ciertas aberturas en nuestros edificios, generalmente en los paramentos verticales, aunque también pueden verse en suelos y techos, y a simple vista es difícil saber si son preocupantes o no. En primer lugar, debemos distinguir si se trata de una fisura o de una grieta, y se diferencian según el tamaño de las aberturas y el lugar donde aparecen: Las fisuras son aberturas pequeñas que aparecen en la superficie de revestimientos y por tanto provocan daños superficiales que simplemente afectan a la estética. Sin embargo, las grietas son aberturas más grandes y profundas que suelen aparecen en los elementos estructurales (pilares, muros de hormigón, …) y afectan gravemente a la edificación. Las fisuras pueden aparecer en la superficie del material por varios motivos: mala calidad de los materiales. inadecuada aplicación de la pintura sobre el paramento. golpes, vibraciones o impactos. dilatación y contracción de los materiales por cambios bruscos en la temperatura. humedades y cristalización de sales. incompatibilidad química entre distintos materiales. En la mayoría de los casos, las fisuras pueden ser reparadas fácilmente quitando el revestimiento y aplicando otro nuevo. Al contrario, las grietas nos pueden avisar de daños estructurales que suelen estar provocados por fallos en el cálculo o la mala ejecución de un elemento estructural. Dichas grietas deben ser analizadas y estudiadas para saber si van aumentando de tamaño con el tiempo y así conocer el tipo de solución a realizar. Por tanto, al ver una abertura en nuestra vivienda y ante la duda de saber si se trata de una fisura o grieta, recomendamos contactar con un arquitecto técnico, que como experto en edificación, podrá analizar el problema y encontrar la solución más adecuada a nuestro caso, evitándole asumir riesgos innecesarios.

Cómo prevenir y reparar las humedades en fachadas
  • 27 ene. 2016

  • COAATIE_Murcia

Cómo prevenir y reparar las humedades en fachadas

Consejo Mantenimiento ¿CÓMO Y DÓNDE SE DETECTAN? Un problema de gran importancia en los edificios tanto antiguos como de reciente construcción son las humedades que aparecen en sus fachadas. La humedad es la cantidad de agua que absorbe un material, principalmente poroso, en comparación con su estado seco. Se pueden producir en las fachadas por distintas causas: -Capilaridad Se detectan en la parte baja de los cerramientos, con la aparición de manchas en la pared que empiezan por el suelo y se extienden por la planta baja, también se puede apreciar una línea de coronación producida por el ataque de las sales que el agua transporta por capilaridad en la fachada, principalmente como consecuencia de materiales porosos. Este fenómeno puede tener varias causas: uno de los problemas más importantes es la presencia de gran cantidad de agua en el subsuelo, por lo que ésta tiende a ascender si no está bien impermeabilizado el edificio de estas aguas. A demás las lluvias abundantes pueden ocasionar que el terreno se sature y si no tiene una forma adecuada de evacuar estas aguas puede afectar a la fachada más próxima, otra causa puede ser la rotura de algún conducto de agua subterráneo, etc.                                  -Filtración Las filtraciones de agua es uno de los problemas más importantes y frecuentes en fachadas, produciendo un gran deterioro en los materiales de acabado y pudiendo afectar a la estructura del edificio. Se producen a causa de la penetración de agua directa sobre la fachada o cubierta, o bien por la lluvia que humedece los materiales de acabados o por fugas de agua en las cercanías de conductos de agua, como bajantes y sumideros. Si la fachada no está bien impermeabilizada, el agua filtrada en ella se mantendrá en su interior, por lo que aparte de causar deterioros en los materiales del cerramiento, puede ocasionar condensaciones en el interior de la vivienda. Esto conlleva la aparición de manchas húmedas en el interior, incluso a veces la creación de moho y malos olores, siendo perjudicial para la salud.                                     -Incorrecta práctica constructiva Los remates contra el agua es uno de los principales problemas de humedades en fachadas. Estos elementos son los encargados de separar los materiales que componen el cerramiento de la lluvia, pero en muchas ocasiones no se colocan correctamente y el agua se desplaza por la fachada. Para evitar esto tienen que ser de un material impermeable con la pendiente adecuada para que se expulse el agua lo más lejos posible de la fachada, además de tener goterón en la parte inferior del remate para cortar el paso del agua hacia el cerramiento.                                Los vierteaguas tienen como función la evacuación de agua en las cubiertas y balcones para evitar que se estanque y así entrar el agua en el interior de la vivienda. Pero muchas veces estos elementos no se disponen correctamente y entra en contacto el agua con la fachada. Para ello se tiene que colocar lo más alejado posible del cerramiento, es decir, teniendo una longitud suficiente con su goterón correspondiente.                                 ¿CÓMO SE PUEDEN REPARAR? Cuando aparecen manchas de humedades o se producen desprendimientos del material de revestimiento de nuestros edificios, la primera solución que pensamos es la de limpiar la zona afectada y aplicar de nuevo el acabado. Esto es un error, ya que las humedades volverán a aparecer en breve. El primer paso a seguir es detectar cual es la causa por la que aparecen estas humedades, y solucionar estos casos. Para ello es recomendable contactar con un especialista para asegurar su correcta identificación. Antes de intervenir en la zona afectada hay que asegurarse de que está completamente seca. ¿CÓMO SE PUEDEN PREVENIR? Dependiendo de la situación del edificio hay que tener en cuenta la disposición de los acabados, en el caso de que se encuentre en una zona con precipitaciones abundantes, los revestimientos exteriores deben ser estancos, cámaras de aire que dispongan de un buen sistema de recogida y evacuación de aguas. Además de estas medidas, e incluyendo todas las zonas independientemente de la humedad que se detecte, cualquier fachada debe disponer revestimientos de poca absorción, barreras intermedias de impermeabilización, aislantes no hidrófilos, cámaras de aire… Es importante que se ejecuten las fachadas correctamente, colocando zócalos, remates con pendiente adecuada y goterón en ventanas y petos, así como sellar adecuadamente los encuentros de la carpintería con el cerramiento. Una solución específica para las fachadas son las cámaras ventiladas en todo su perímetro, que disponga de rejillas de ventilación superior e inferior y canaleta de recogidas de agua en su base. Posee muchas ventajas de aislamiento térmico e impermeabilización. Llevando un mantenimiento continuo de las fachadas y reparando aquellos desperfectos que se originen en los revestimientos, es una forma ideal de evitar la aparición de humedades.   Si detecta cualquier tipo de humedad en su edificio no dude en contactar con su aparejador de cabecera quien le podrá asesorar sobre las soluciones más adecuadas.

¿Conoce las ventajas de ahorro energético que proporciona una instalación domótica?
  • 18 abr. 2016

  • COAATIE_Murcia

¿Conoce las ventajas de ahorro energético que proporciona una instalación domótica?

Consejo Eficiencia Energética Cada vez más viviendas tienen instalado un sistema de domótica. En la actualidad estos sistemas tienen la posibilidad de satisfacer, en nuestra vivienda, las exigencias de confort, ahorro de energía, seguridad y comunicación sin grandes costos. La domótica es un sistema novedoso aplicado al control y automatización inteligente de las viviendas. Es capaz de recoger información que proviene de unos sensores, procesarla y emitir órdenes a unos actuadores. El ahorro de energía es importante, no sólo para favorecer el cuidado del medio ambiente, sino como medida de ahorro en las facturas. La instalación del sistema de domótica considera un ahorro para la vivienda hasta del 20% a pesar de la inversión que puede suponer al principio. Gracias a la domótica se puede controlar cualquier aspecto de la vivienda gestionando elementos de control que contribuyen al ahorro de electricidad, combustibles y agua de forma automática: Electricidad: -Sistemas de iluminación inteligente que permite adaptar el nivel de iluminación a las necesidades de cada momento en función de la variación de luz solar, la zona de la vivienda o la presencia de personas. -Control automático inteligente de toldos, persianas y cortinas que aprovecha al máximo la luz solar. -Control de encendido y apagado de luces que evita dejarse encendida alguna luz al salir de casa. -Control automático del encendido y apagado de luces del exterior de la vivienda en función de la luz solar. -Sistemas de regulación de la calefacción que adaptan la temperatura de la vivienda según la variación de temperatura exterior, la estancia de la casa, la hora del día o la presencia de personas. -Control de la puesta en marcha de los electrodomésticos programando su funcionamiento en horarios en los que el precio sea menor. -Programación de la desconexión de circuitos eléctricos no prioritarios antes de alcanzar la potencia contratada. Combustibles: -Detección de la apertura y cierre de ventanas que avisa al usuario cuando está encendida la climatización. -Implantación de sistemas de control y regulación centralizados que permite detectar y avisar en caso de averías provocando un corte de suministro que evite los peligros que puedan ocasionar. Agua: -Sistemas de control y regulación centralizados que detectan si se produce una inundación, dan señal de aviso y cortan el suministro de agua. -Control de riego que a través de un sensor de humedad de forma autónoma riega solo cuando es necesario. -Grifería inteligente que gestiona el caudal y temperatura del agua.             Existen diferentes tipos de sistemas domóticos según la forma de transmisión de señal: cableados, inalámbricos y de corrientes portadoras o incluso una combinación de los tres (sistemas mixtos). Debido a la gran variedad de sistemas se pueden instalar fácilmente en cualquier tipo de vivienda, ya sea construida o de nueva construcción, unifamiliares aisladas, adosadas o en edificios. Los sistemas cableados se deben de tener en cuenta en el proyecto para ubicar cada elemento automatizado donde se necesite. Mientras que los sistemas inalámbricos no precisan obra para su instalación y permiten ir adaptando sus elementos según las necesidades que se vayan teniendo. Además estos sistemas se pueden desmontar fácilmente y llevar a otra vivienda en el caso de mudarse.   Para la elección del sistema más adecuado a cada vivienda, se recomienda consultar con un técnico especialista quien teniendo en cuenta los servicios que demande el cliente puede aconsejar sobre el sistema idóneo a instalar. Hoy en día hay muchos avances en la domótica, permitiendo controlar la vivienda no solo desde el mando que incluyen, sino también desde el teléfono móvil, tablet u ordenador instalando una aplicación que permite dar órdenes estando incluso fuera de la vivienda. Además debido al gran interés que despierta la domótica ya se puede encontrar sistemas a mejores precios.   Si tiene alguna duda sobre la instalación de estos sistemas o cómo ahorrar energía en su vivienda, contacte con su aparejador de cabecera quien le podrá asesorar sobre las soluciones más adecuadas.