Mejorar el aislamiento de mi vivienda. Actuación subvencionada por las Ayudas a la rehabilitación.

Ahora que el precio de la electricidad se ha disparado, esta información te interesa: una vivienda bien aislada tiene un menor consumo eléctrico, ya que requiere de un menor uso de sistemas de climatización durante el año y en su funcionamiento, dichos sistemas trabajarán de forma más eficiente, y por tanto más económica. No pierdas detalle y empieza a ahorrar.

Además, sustutuir o mejor el aislamiento de tu vivienda es una de las actuaciones subvencionada por las Ayudas en materia de rehabilitación residencial y vivienda social del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (De los Fondos Next Generation): 

Se contemplan dos puntos concretos destinados a la mejora de los edificios y viviendas, concretamente los programas 3 y 4:

  • Programa de ayuda a las actuaciones de rehabilitación a nivel de edificio.

  • Programa de ayuda a las actuaciones de mejora de la eficiencia energética en viviendas.

Las comunidades autónomas y las ciudades de Ceuta y Melilla deberán realizar sus convocatorias de ayudas conforme a lo establecido en el mismo, concretando los requisitos, plazos y procedimiento para formalizar la de solicitud. 

Cómo mejorar el aislamiento de mi vivienda

Debemos comenzar por detectar los puentes térmicos de nuestra vivienda.

Pero, ¿qué es un puente térmico?

Es cada punto en los elementos de la fachada o cubierta de nuestra casa donde se rompe la continuidad del aislamiento o se utilizan materiales de alta conductividad térmica.

¿Dónde pueden estar esos puentes térmicos?

Los podemos dividir en 3 grupos:

  • Puentes térmicos integrados en la construcción: ocurren cuando hay un cambio de espesor en el cerramiento, como pueden ser los pilares integrados en fachadas, cajas de persianas, lucernarios, hornacinas para poner el radiador…
  • Puentes térmicos en los encuentros de la envolvente: se producen en encuentros entre 2 o más paramentos como pueden ser la unión de dos fachadas, la unión de fachada y forjado, la unión de fachada y cubierta…
  • Puentes térmicos por material de alta conductividad: en este caso podemos hablar de ventanas de aluminio, una fachada de una hoja que no esté aislada…

¿Cómo podemos aislar mejor una vivienda existente?

El Código Técnico de la Edificación en su Documento Básico de Ahorro de Energía (DB-HE) nos da las pautas.

Existen varias opciones, como indicamos a continuación:

  • Cambiando las ventanas: utilizando una carpintería que evite los puentes térmicos, por ejemplo, de PVC, e incluyendo doble acristalamiento con cámara de aire entre los dos.
  • Inyección de aislamiento en la cámara de la fachada: cuando se detecta que es el conjunto de la fachada el punto crítico, se puede utilizar este método. Se trata de hacer unas perforaciones en la hoja exterior de la fachada por donde se inyecta el aislante. Se deberán tomar imágenes termográficas para detectar si el aislante está bien colocado.
  • Trasdosados: si se va a hacer una reforma completa, se puede utilizar esta técnica de incorporar paneles aislantes entre la cara exterior de la fachada y la cara interior. Es la solución más económica.
  • Sistema de aislamiento térmico exterior (SATE): es una técnica que trata de recubrir el exterior de la vivienda o edificio con paneles aislantes y se crea un nuevo acabado para nuestro edificio. Este sistema elimina por completo los puentes térmicos, por lo que es el más eficaz.
  • Trasdosados directos: se realiza tanto en paredes como techos con materiales que sirven directamente como acabado con paneles de fibras orientadas, corcho, etc. O incluso, sobre nuestra pared interior se pueden aplicar las placas de aislante y realizar un trasdosado con placas de pladur.

Contacta con un Arquitecto técnico, como experto en construcción y eficiencia energética, tras la visita a tu vivienda, realizará un informe de evaluación mediante termografías y un estudio previo de los sistemas constructivos. Podrá asesorarte en cuál es la mejor solución que se adapta a tu vivienda, elaborar la documentación y dirigir los trabajos de reforma posteriores. 

Accede como colegiado de activatie para poder comentar.

Mejorar el aislamiento de mi vivienda. Actuación subvencionada por las Ayudas a la rehabilitación.

Mejorar el aislamiento de mi vivienda. Actuación subvencionada por las Ayudas a la rehabilitación.

Otras publicaciones

Sistemas de protección solar pasiva
  • 17 may. 2021

  • COAATIE_Murcia

Sistemas de protección solar pasiva

Consejo Eficiencia Energética Con la llegada del verano se produce un aumento considerable de la radiación social directa sobre la envolvente de nuestra vivienda, por lo que es un buen momento para plantearse implementar soluciones que nos ayuden a mantener un correcto confort térmico en el interior de las mismas y que nos permitan en la medida de lo posible evitar recurrir al aire acondicionado. Por un lado conseguiremos disminuir nuestro consumo energético y, por tanto, nuestra huella de carbono y por otro, notaremos un importante ahorro en la factura de la luz. En verano, el ángulo con el que incide el sol sobre la tierra es menor que en invierno, lo que supone una mayor exposición de las viviendas a su radiación. En las estancias en las que esta incida de manera directa, la temperatura será más alta. Por ello es recomendable actuar colocando algún tipo de barrera. Un factor fundamental a tener en cuenta para saber dónde actuar es conocer la orientación de cada fechada: Orientación Norte: incidencia indirecta del sol. Incidencia a primera hora de la mañana y al atardecer Orientación Sur: el sol incide durante todo el día en los meses primavera, otoño e invierno y en las horas centrales del día en verano, las más calurosas Orientación Este: el sol incide desde el amanecer hasta el mediodía durante todo el año. Orientación Oeste: La incidencia del sol es desde el mediodía hasta el atardecer durante todo el año. El sol incide en las horas de más calor.                              Sin protección                                    Con protección En las zonas más cálidas de la península se huye de la orientación al oeste, protegiendo así de la mayor exposición solar, sin embargo, en las zonas del norte donde las temperaturas son más frías se busca esta orientación ganar confort térmico. Dentro de las orientaciones Norte-Sur y Este-Oeste, las fachadas con la orientación más desfavorable en verano serán las que dan a Sur y Oeste, porque son las que mayor incidencia solar tienen, por tanto, serán las que tengamos que proteger frente al sol. ¿Qué medidas podemos adoptar para evitar la incidencia directa del sol? Podemos utilizar protecciones pasivas como las que indicamos a continuación: Toldos: conocidos por todos, son elementos plegables que se colocan sobre las ventanas y puertas. Para que realmente sean funcionales deben ser de un color claro para reflejar la radiación y ser de un material opaco. Un error muy común es desplegarlos solo cuando la luz solar incide en la ventana ya que la radiación solar afecta durante todo el día, así que lo ideal es tenerlo abierto desde la salida hasta la puesta del sol. Voladizos y aleros: Son elementos fijos y horizontales, que proyectan sombra sobre la fachada de la edificación. Nos protegen de la incidencia solar en verano y dejan que entre en invierno, para ello deben estar bien calculados. Son ideales para la orientación Sur. Pérgolas: Al igual que los voladizos y los aleros, son elementos fijos, aunque no tienen que estar anclados a la edificación. Son estructuras que dejan pasar la radiación solar a través del entramado horizontal, para que sean más eficientes podríamos incluir vegetación de hoja caduca que nos protejan del sol en verano y lo dejen pasar en invierno; también podemos contar con tejidos o simplemente que el entramado sea más denso para que pase menos radiación. Lamas regulables y contraventanas: Las lamas nos las podemos encontrar no solo en los huecos de la fachada, sino en toda la envolvente a modo de piel, protegiendo de la radiación al total de la edificación, pueden ser regulables o estáticas, como una celosía. Las contraventanas, sin embargo, solo las encontramos en los huecos de la fachada. Ambos sistemas nos ayudan a regular la entrada de luz y la incidencia del sol en nuestro edificio, ya que podemos variar la inclinación de las lamas orientándolas de la manera más favorable.   ¿No tienes clara cuál es la mejor solución que se adapta a tu vivienda? Contacta con un arquitecto técnico y te asesorará en cuál es la opción más óptima y recomendable.

Ahorrar en tu factura eléctrica
  • 28 ene. 2021

  • COAATIE_Murcia

Ahorrar en tu factura eléctrica

Consejo Eficiencia Energética La electricidad es un recurso esencial en la vida diaria es imposible prescindir de ella, pero hay actuaciones que podemos hacer para disminuir el consumo, y con más motivo para hacerle frente a la reciente subida que se nos ha aplicado recientemente a los usuarios. Son acciones que no cuesta nada llevar a cabo, y sin embargo a largo plazo nos supondrán un gran ahorro. Solo debemos cambiar pequeños hábitos. En este articulo propondremos algunos consejos que podemos seguir para poder ahorrar en luz, sin tener que dejar de usar nuestros aparatos. Lo que más consume una vivienda en invierno es la calefacción, para ello, y para evitar consumir mucha energía podemos hacer lo siguiente: Evitar entradas de corriente aire frio, para mantener la temperatura estable y no obligar al aparato de calefacción a tener que usar más energía para calentar más. Aislamiento de ventanas y puertas. El aislamiento térmico evita la perdida de calor, por tanto, se mantiene la temperatura interior estable, incluso después de apagar la calefacción. Cambiar a aparatos de bajo consumo. Consumo eficiente: utilizar termostato para programar la temperatura, es decir, se activará cuando la temperatura descienda por debajo de los grados determinados, lo que supondrá evitar gastos excesivos. Mantener una temperatura estable no muy alta (21 grados) y vestirse bien o ponerse manta para no necesitar altas temperaturas, ya que, a mayor temperatura más energía se consume. Hechos como poner ropa húmeda o muebles cerca del calefactor dificulta la circulación de temperatura y hace que trabaje más para conseguir temperatura adecuada. No ventilar más de lo necesario, porque si abrimos las ventanas durante mucho tiempo, las temperaturas se igualan al las del exterior y necesitaremos más tiempo y energía para volver a tener una temperatura adecuada. El buen mantenimiento de la caldera también hace que el sistema sea eficiente. Otros consejos generales que nos parecen normales, pero que nos supodrán un ahorro del 10 %: Abrir las ventanas para aprovechar luz natural. Cambiar bombillas de luz convencionales por otras fluorescentes compactas o de LED Desenchufar todos los aparatos que no utilices. Cambiar los aparatos viejos con otros nuevos, porque los nuevos modelos están diseñados para ahorrar luz más que los anteriores. Además de este tipo de acciones más inmediatas, hay otras que aunque requieren una mayor inversión inicial a largo plazo nos pueden permitir un gran ahorro, como por ejemplo, aislar térmicamente la vivienda. El aislamiento de paredes y techos permite conservar la temperatura en una estancia, lo que hace que el sistema de calefacción usado funcione de manera continua y así consumir menos. Además, esta el uso de sistemas renovables que permiten un ahorro que puede llegar hasta el 75 % en algunos casos. En este portal puedes encontrar varios artículos relacionados con ahorro energético, aislamiento térmico y otros temas interesantes que te podrán guiar hacia las soluciones más adecuadas a tu vivienda. Y para cualquier duda puedes ponerte en contacto con un arquitecto técnico que como experto en construcción, te podrá asesorar en la mejor opción para tu vivienda.

¿Estás pensando en instalar un sistema de energía solar térmica?
  • 6 jun. 2022

  • COAATIE_Murcia

¿Estás pensando en instalar un sistema de energía solar térmica?

Consejo Eficiencia Energética El funcionamiento de los sistemas solares térmicos se basna en aprovechar la energía de la radiación solar para conseguir calor. Dicho calor se puede utilizar para cocinar y para producir agua caliente, ya sea sanitaria o para calefacción. Otra función interesante es calentar agua de piscinas. Actualmente existen programas de ayudas para subvencionar el coste de su instalación, las convocatorias se hacen a nivel autonómico, por lo que te recomendamos consultar a un técnico de tu zona. Funcionamiento: El sistema consiste en captar la radiación solar mediante paneles solares situados en cubierta y convertir energía en calor. Los paneles o captadores pueden ser de tres tipos: de placa plana, de tubos de vacío o parabólicos. El calor generado se transporta al acumulador donde se almacena el calor, que tiene en su entrada un intercambiador de calor que calienta el agua de consumo que luego se distribuye por las tuberías para su uso. Estos sistemas disponen además de un panel de control que permite ver las temperaturas en cada instante, lo que nos permite controlar el funcionamiento de dicho sistema. Es una de las mejores soluciones para suelo radiante. Tipos: Existen tres tipos de energía solar térmica: de baja temperatura, de media temperatura y de alta temperatura. La diferencia entre ellas, como bien indica su nombre, es la cantidad de temperatura que es capaz de generar cada tipo y depende del sistema de captación del calor utilizado y también de la zona en la que se encuentra. Las más usadas en viviendas son las de baja temperatura que consigue alanzar hasta 65 oC. Ventajas: Una vez instalado, se consigue energía gratuita, ya que aprovechamos los rayos de sol, que son una fuente natural. Respeto al medio ambiente. Es una energía renovable que se obtienen sin la necesidad de quema de combustibles, por tanto, no emite gases ni partículas químicas al exterior Energía constante. Se obtiene del sol, una fuente de energía inagotable No produce ruido, por tanto, no produce contaminación acústica. Mantenimiento mínimo. Es un sistema que requiere de una inversión inicial importante por eso es necesario instalarlo de manera adecuada y hacer el mejor uso posible para aprovecharlo al máximo. Por ejemplo, una forma es combinarlo con un sistema aerotérmico para mantener un alto confort térmico todo el año. No dudes en consultar a nuestros técnicos tanto en su diseño, ejecución, y asesoramiento en temas de licencias y tramitación de subvenciones.